Acto de entrega del Premio Cervantes
Los reyes Felipe y Letizia, junto al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (2-i), a su llegada al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, donde se ha entregado el premio Cervantes. EFE

El rey ha asegurado este sábado en la entrega del Premio Cervantes que la riqueza del español se debe a su capacidad de "continua transformación" y a su "mestizaje permanente en el que cada país del mundo en que se habla es un afluente que rejuvenece y ensancha a cada tramo su inmenso caudal".

Felipe VI se ha referido a la "riqueza y vitalidad" de un idioma "que se enorgullece de su vitalidad porque es la lengua de más de 500 millones personas en países hermanos de todos los continentes", tras entregar, acompañado de la reina Letizia, el máximo galardón de las letras hispánicas al escritor mexicano Fernando del Paso.

En el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, en presencia del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y de numerosas autoridades académicas, el monarca ha destacado el "amor" que por el castellano siente el autor galardonado con la 40 edición del Cervantes, y especialmente por El Quijote, un libro que ha reconocido haberse convertido en una "obsesión" para él.

Por último, el rey ha cerrado su discurso asegurando que "cuando leemos el Quijote nos sentimos todos compañeros de camino, llamados a compartir un diálogo interminable sobre lo divino y lo humano, con la inmensa y variada multitud de interlocutores", ha concluido el monarca.