La UE acusa a Google de abuso de posición dominante al obligar a cargar sus 'apps' en Android

  • "Se obstaculiza el camino de la innovación a otros actores, incumpliendo las normas antimonopolio", afirmala comisaria europa de Competencia.
  • La Comisión Europea cree que Google presiona por contrato a fabricantes y operadores para que preinstalen sus aplicaciones.
  • El gigante informático tiene la opción de presentar alegaciones antes de llegar al capítulo de las multas, que pueden llegar al 10% de la facturación.
  • "Esperamos continuar trabajando con la Comisión para demostrar que Android es bueno para la competencia y para los usuarios", asegura Google.
Un modelo de Motorola con sistema operativo Android.
Un modelo de Motorola con sistema operativo Android.
GTRES
La Comisión Europea acusará formalmente hoy a Google de abuso de posición dominante, lo que podría suponer graves sanciones para el buscador. Bruselas entiende que vulnera la competencia con su buscador, su sistema operativo Android representa más del 80 por ciento del mercado mundial que se utiliza en teléfonos y tabletas. Es la segunda ofensiva de la Comisión contra el gigante tecnológico, que ahora se arriesga a multas de hasta el 10 por ciento de su facturación, en torno a 6.500 millones de euros.

La Comisión Europea (CE) ha acusado este miércoles a Google de abusar de su posición dominante al obligar a los fabricantes y operadores de los móviles y tabletas que operan con Android a instalar de forma predeterminada sus servicios, como su buscador y su navegador Chrome, y no otros de sus competidores.

"Sobre la base de la investigación que hemos llevado a cabo hasta el momento, creemos que el comportamiento de Google niega a los consumidores (el acceso a) un abanico más amplio de aplicaciones y servicios móviles y obstaculiza el camino de la innovación a otros actores, incumpliendo las normas antimonopolio de la UE", afirmó la comisaria europa de Competencia, Margrethe Vestager

Los cargos han sido presentados este miércoles contra Alphabet, la matriz creada el año pasado que aglutina a todas las empresas del buscador. Google pide en sus contratos con fabricantes y operadores de móvil que preinstalen en sus productos una serie de sus aplicaciones, hasta 11, disponibles en el primer pantallazo del menú. El sistema Android, lanzado al mercado en 2007, ocupa el 71% del mercado en Europa, mientras que en EE UU llega al 59%.

La amenaza de una disputa legal entre la Comisión Europea y Google ya viene anunciándose desde hace tiempo. Hace un año, el 15 de abril de 2015, cuando la CE acusó formalmente a la firma estadounidense de abusar de su posición de dominio en las búsquedas en internet al favorecer "sistemáticamente" su producto de comparación de compras en su buscador, anunció también la apertura de una investigación antimonopolio a Android.

Este mismo lunes, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, explicó en una conferencia en Ámsterdampor qué vigila de cerca los contratos de Google con fabricantes y operadores de móviles. "Cuando sacamos un nuevo smartphone de la caja, queremos que esté listo para usarse. Esperamos que el fabricante o la compañía operadora se hayan asegurado que las apps básicas, como las de búsqueda, están preinstaladas".

Las tres normas anticompetencia que Google ha incumplido, según Bruselas:

  • Exigir a los fabricantes que preinstalen Google Search y el navegador Chrome de Google y obligarles a que seleccionen en sus dispositivos Google Search como servicio de búsqueda por defecto como condición para concederles licencias de determinadas aplicaciones exclusivas de Google.
  • Impedir que los fabricantes vendan dispositivos móviles inteligentes que funcionen con sistemas operativos competidores basados en el código fuente abierto Android.
  • Conceder incentivos financieros a los fabricantes y operadores de redes móviles con la condición de que preinstalen exclusivamente Google Search en sus dispositivos.

Google: "Android es bueno para la competencia"

Tras conocer el dictamen de Bruselas, Google asegura que se toma "seriamente" las preocupaciones expresadas por la Comisión. "Esperamos continuar trabajando con la Comisión Europea para demostrar que Android es bueno para la competencia y para los usuarios", asegura en su blog corporativo. "Android ha ayudado a fomentar un notable y sostenible ecosistema basado en un software de código abierto y promoviendo la innovación", dice la compañía.

Google defiende que sus acuerdos con los fabricantes son "enteramente voluntarios" y que cualquiera puede utilizar gratuitamente su sistema operativo. "Los fabricantes que quieren nuestro sistema deben certificar que sus aparatos soportan nuestras aplicaciones, porque sin nuestro sistema las aplicaciones no funcionarían de un aparato Android a otro".

La compañía defiende además que "cualquier fabricante" puede elegir cargar el pack de aplicaciones de Google a sus teléfonos o "libremente" añadir otras.

La compañía tiene la oportunidad de presentar alegaciones antes de llegar al capítulo de las multas, que pueden llegar a ser hasta el 10% de la facturación del gigante informático. Según Wall Street Journal, el año pasado la compañía tuvo ganancias por casi 59.000 millones de euros. De ello, casi la mitad vino de ingresos publicitarios vía móvil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento