Este joven enfermero malagueño acudió a Sumatra en la primera remesa de cooperantes en ayuda de las víctimas del maremoto asiático. Aranda, al igual que sus dos compañeros Miguel Rey y José Luis Sevillano, destacó que cuando vuelves de un viaje así «valoras mucho más lo que tenemos aquí».