Unas 1.200 personas comenzaron a utilizar ayer la tarjeta monedero del Consorcio de Transportes. 90 autobuses ya disponen de las nuevas máquinas. Todavía hay quien compra el billete sencillo, que no tiene descuento.