Avión
Un avión se prepara para aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, California (EE UU). GTRES

Un estudiante universitario que viajó a EE UU como refugiado iraquí fue expulsado de un vuelo en California de la compañía low cost Southwest Airlines después de que una pasajera diera la voz de alarma al escucharle hablar en árabe.

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de abril, recuerda el diario The New York Times. El joven, de nombre Khairuldeen Makhzoomi, es estudiante de la Universidad de California y se disponía a tomar un avión en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles para viajar a Oakland.

Una vez sentado en el avión antes de despegar, llamó a su tío en Bagdad para contarle el evento al que asistió y que incluía un discurso del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. "Me hacía mucha ilusión así que llamé a mi tío para contárselo", indicó.

En la conversación le explicó a su tío el momento en el que se levantó y realizó una pregunta al secretario general sobre Estado Islámico. Sin embargo, esta conversación alertó a una pasajera próxima al joven, que le dijo a la tripulación que le había escuchado hacer "comentarios potencialmente amenazantes", informó la aerolínea en un comunicado.

Cuando Makhzoomi terminaba la conversación al decirle a su tío que le llamaría una vez aterrizase, vio a la mujer dirigirse a la puerta del avión diciendo en árabe "si dios quiere". Fue entonces cuando supo que algo no iba bien.

Poco después de colgar el teléfono, un trabajador de la aerolínea que hablaba árabe se dirigió al joven y lo acompañó al exterior de la cabina de pasajeros para preguntarle por qué hablaba en árabe en el avión. Según las explicaciones del universitario, el trabajador se dirigió a él "como si fuera un animal" y que le dijo que no podía regresar al avión.

Según Zahra Billoo, la directora ejecutiva del Consejo de Relaciones Americanas e Islámicas para la zona de San Francisco, en lo que va de año han ocurrido al menos seis casos como el del joven Khairuldeen Makhzoomi.