Aguirre critica a Rajoy por el SMS a Bárcenas y a Cospedal por la "indemnización en diferido"

  • La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid valora en su libro 'Yo no me callo' la respuesta de miembros del partido ante los casos de financiación ilegal.
  • Entre ellas, ha calificado de "vacilante respuesta" la explicación de María Dolores de Cospedal sobre la "indemnización en diferido" de Bárcenas.
  • Otro "golpe" para la reputación del PP fue el SMS que Rajoy envió a Bárcenas tras conocerse el escándalo de los sobresueldos y las cuentas en Suiza del extesorero.
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la presentación de su nuevo libro "Yo no me callo" en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la presentación de su nuevo libro "Yo no me callo" en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
EFE / Juan Carlos Hidalgo

La portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado que el caso Bárcenas ha sido un "mazazo" para el prestigio del partido y que se trata del caso "que más daño ha hecho al PP".

Aguirre analiza en su libro Yo no me callo la respuesta de miembros del partido ante la presunta financiación ilegal del Partido Popular que confirmó ante el juez el extesorero del partido, "que lo había sido todo como en la organización interna del PP como gerente y que había llegado después a ser el tesorero nacional".

La expresidenta de la Comunidad de Madrid califica de "vacilante respuesta" la explicación sobre la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dio sobre la "indemnización en diferido" y sobre el descubrimiento de que "el Partido le siguió pagando, hasta enero de 2013 incluido, 250.000 euros anuales".

Otro "golpe" para la reputación del PP según la expresidenta del Senado fue el SMS que el presidente del Partido, Mariano Rajoy, envió a Luis Bárcenas, en el que le decía "Luis lo entiendo. Sé fuerte. Mañana te llamaré".

"La versión oficial de los dirigentes nacionales del Partido Popular en los casos de corrupción en que se ha visto afectado, ha sido, por ser muy suave, demasiado autocomplaciente", apunta Aguirre.

Corrupción y trama Gürtel

La corrupción ha ocupado más de un capítulo en Yo no me callo. La portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha explicado que ella había afirmado ser quien destapó la trama Gürtel al exigir al exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, que no vendiera parcelas a un precio tasado con las que presuntamente se quería enriquecer.

Tal y como reconoce la propia expresidenta del PP madrileño, la ya célebre frase "yo destapé la trama Gürtel" fue citada durante una sesión de control al Gobierno regional en la Asamblea de Madrid cuando ella ostentaba el cargo de presidenta de la Comunidad. "Sin mi intervención, la trama de corrupción que está detrás del llamado caso Gürtel no se habría descubierto, al menos, tal y como se conoce hoy", afirma.

Según recoge Aguirre en el libro, en los municipios madrileños de Arganda y Majadahonda sacaron a concurso unas parcelas "a un precio fijo, a un precio tasado, para que no hubiera subasta en la que se pudiera pujar". En todo momento Esperanza Aguirre señala que esta práctica es legal pero que es significativo "de una forma de hacer las cosas que es legal, —a pesar de que a ella no le ha gustado "nunca"—, pero que puede dar pie a todo tipo de corrupciones".

"Como presidenta de la Comunidad llamé a ambos alcaldes", afirma Aguirre. El alcalde de Arganda le aseguró que ya estaba adjudicado y que lo había ejecutado la Empresa Municipal del Suelo.

El alcalde de Majadahonda convocó un concurso en el que el precio estaba tasado, es decir, "que las empresas constructoras que concursaran serían valoradas por un baremo en el que el precio no influiría".

Aguirre señala que doce de los quince concejales que tenía el PP en Majadahonda "no querían que la venta se hiciera de ese modo", mientras que el alcalde y los dos concejales restantes —José Luis Peñas y Juan José Moreno— "estaban empeñados en que sí se hiciera así". "Les exigí que suspendieran la operación", añade a continuación la expresidenta de la Comunidad de Madrid.

Una vez Esperanza Aguirre había conseguido paralizar la operación, Ortega dimitió "porque dijo que le resultaba inaceptable políticamente que se le hubieran rebelado 'sus' concejales". Tras la dimisión de Ortega, llega a la alcaldía de Majadahonda Narciso de Foxá, y los dos concejales que apoyaban al hasta entonces alcalde, Peñas y Moreno, se van al Grupo Mixto.

De Foxá retoma la venta de las parcelas y decide volverlas a licitar, "pero esta vez valorando el precio que las empresas pudieran ofrecer por ellas". "No era un subasta pura, pero al menos iba a influir el precio", apunta la expresidenta del PP madrileño, quien afirma que la diferencia entre lo que se obtuvo para el Ayuntamiento de Majadahonda por la venta y lo que se hubiera obtenido con el sistema del precio tasado fue de una diferencia de "más de 10.000 millones de pesetas".

Los concejales que pasaron al Gupo Mixto, José Luis Peñas y Juan José Moreno, "ponen hasta catorce pleitos y recursos contra Narciso de Foxá y contra el Ayuntamiento por esa venta de parcelas". "Todos esos pleitos los financia presuntamente Correa —Francisco Correa, 'cabecilla' de la trama Gürtel— mientras están en el Grupo Mixto", asevera Aguirre.

Sin embargo, "cuando empiezan a perder un pleito tras otro y los costes se encarecen, parece ser que Correa les dice que no les piensa seguir pagando", asegura Aguirre, quien se imagina que fue en ese momento "cuando José Luis Peñas empieza a grabar a Correa para poder chantajearle".

"Parece ser que de la venta de las parcelas a precio tasado, se iban a llevar una pasta", afirma Aguirre, quien especifica que "quinientos millones de las antiguas pesetas serían para el alcalde y y cien millones de las antiguas pesetas para cada uno de los concejales". Además, según el relato de Aguirre, Correa se llevaría comisión de la empresa que resultara adjudicataria.

"Si yo no hubiera obligado a dimitir al alcalde y se hubieran vendido las parcelas a precio tasado, nunca Peñas habría grabado a Cottras y nunca hubiera llevado esas grabaciones al juez Garzón. Y estas grabaciones con las que hicieron que, el viernes 6 de febrero de 2009, el juez Garzón dictara el auto con el que empieza el caso Gürtel", explica a modo de resumen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento