La madre de Madeleine ha sido declarada hoy formalmente sospechosa en la investigación que sigue a la desaparación de la niña británica, según un portavoz de la familia.

"Creen que tienen pruebas para demostrar que, de alguna forma, ha estado implicada en la muerte de su hija, lo que, por supuesto, es completamente absurdo. Han sugerido que se ha encontrado sangre en un coche que (los McCann) alquilaron 25 días después de que Madeleine fuera secuestrada", dijo la portavoz, Justine McGuinness, a la BBC.

Kate McCann, que fue interrogada este jueves durante casi once horas como testigo, según su abogado, volvió hoy a la comisaría para responder a las preguntas de los agentes y está previsto que en las próximas horas se persone en las dependencias policiales su marido, Gerry McCann.

El hecho de que se le declare 'acusada' era necesario para que se le puedan hacer ciertas preguntas y para que se pueda acoger al derecho a no declarar contra sí misma.

Sospechas

La policía judicial decidió llamar al matrimonio a sus instalaciones de Portimao, en el sur del país, después de recibir los análisis de restos de sangre y muestras biológicas recogidas en algunos objetos de los padres y en el apartamento turístico de la cercana Playa de la Luz, donde desapareció la niña.

Según varios medios, la Policía habría encontrado también sangre en el auto que la familia había alquilado durante sus vacaciones.

Es la primera vez que los padres de Madeleine comparecen por separado

La madre de Madeleine, que acudió acompañada de otra persona, al parecer su abogado, entró en las dependencias de la Policía Judical de Portimao, en el sur del país, hacia las 14.00 horas de ayer. La portavoz de la familia Justine McGuiness insistió en que la madre de la niña "siente mucho la falta de su hija" y "está convencida de que está viva".

"Está conmocionada y sorprendida. Primero de todo porque una acusación de este tipo pueda hacerse contra ella", explicó.

Las autoridades no han informado oficialmente sobre los resultados de los análisis practicados en el Reino Unido, pero sí han confirmado que están en su poder. En este sentido, el portavoz policial Olegario Sousa ha asegurado que están "muy satisfechos" con la información recibida, a la vez que admitió que esos nuevos datos pueden llevar a nuevas acciones en los próximos días.

Posibles detenciones

Asimismo, la prensa portuguesa apunta a posibles detenciones ahora que dichos análisis han llegado a las manos de la Policía. El diario Público señala que la investigación se dirige en estos momentos hacia el círculo de amistades del matrimonio McCann, algunos de los cuales pasaron unos días de descanso en el sur de Portugal en las fechas en la que desapareció la pequeña de cuatro años.

El resultado de los análisis puede no ser definitivo, según la Policía
Recuerda también que dos de los perros especialmente adiestrados que envió Reino Unido para ayudar en la investigación detectaron olor a cadáver y sangre en el apartamento donde la familia pasaba sus vacaciones, así como en su coche.

El jefe de la Policía Judicial lusa, Alipio Ribeiro, adelantó también que el resultado de los análisis puede no ser definitivo para el esclarecimiento del caso, pero asegurá que aportará "algún elemento que permita desarrollar la investigación".