Cantabria ha reclamado este viernes en el Consejo de Política Fiscal y Financiera un reparto "más justo" del déficit, la flexibilización del objetivo del 0,3% impuesto para este año y muestra su "rechazo" a las políticas del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, para el control de la deuda.

En la reunión, y tal y como ya avanzó antes de la misma, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota (PSOE), ha avisado a Montoro (PP) que el Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) "no está dispuesto" a recortar en servicios básicos para los ciudadanos como la educación o la sanidad.

Según ha informado en un comunicado el Gobierno regional, la postura expresada por Cantabria ha sido "compartida" por la "mayoría" de comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, Aragón, Valencia o Castilla y León.

"No puede ser que el Estado se quede prácticamente con dos tercios del déficit y adjudique el resto a las comunidades, cuando los gobiernos autonómicos tienen el 35% del gasto y el resto de administraciones (la Administración General del Estado y la Seguridad Social) un gasto similar, más aún cuando nosotros tenemos todo el pago relacionado con la prestación de servicios básicos y esenciales de los ciudadanos, como son la educación, la sanidad y las políticas sociales", ha señalado Sota.

El titular de Economía cántabro ha manifestado que "no es el momento de imposiciones" a las comunidades autónomas y ha asegurado que las "divergencias" entre la Administración central y los gobiernos autonómicos en materia fiscal no responden a un problema entre partidos, sino que "es una cuestión que afecta al conjunto del sistema autonómico de España".

Sota, al igual que "la mayoría" de consejeros autonómicos, ha expuesto su "discrepancia absoluta" con los criterios y objetivos planteados por el Ministerio de Hacienda para cumplir las directrices fijadas por la Unión Europea y ha solicitado que se flexibilice el objetivo de déficit impuesto para este año, que se sitúa en el 0,3%.

"No se puede castigar nuevamente a los ciudadanos sobre unos servicios que son esenciales y básicos", ha incidido el consejero, que es lo que a su juicio van a conseguir las medidas que quiere imponer el Gobierno de España en funciones.

En este punto, el ministro de Hacienda en funciones, Cristobal Montoro, ha ofrecido a las autonomías mantener reuniones bilaterales para analizar el cumplimiento del objetivo de déficit en cada una de ellas.

Sota ha manifestado que el Ejecutivo cántabro va a estar siempre en la línea de la colaboración y el apoyo, pero ha reclamado esa misma responsabilidad al Gobierno de España, que "debe ser consecuente y no asfixiar económicamente a las comunidades autónomas".

Así, ha subrayado que, pese a los "malos" datos económicos que el actual Ejecutivo se encontró a su llegada el pasado verano, ha conseguido rebajar el déficit recortando en gastos que no eran prioritarios para la Comunidad.

Finalmente, ha afeado al ministro Montoro que el año pasado, pese a presentar la región un déficit mayor, "no tuvo la misma disposición con el Gobierno de Cantabria ni con el resto de comunidades autónomas, porque eran mayoritariamente gobiernos del Partido Popular".

Sota ha estado acompañado en la reunión por la directora general de Tesorería, Presupuestos y Política Financiera, María Eugenia Gutiérrez, y por el director de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria, Pedro Pérez Eslava.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.