La consejera de Hacienda andaluza, María Jesús Montero, ha reclamado este viernes "diálogo" al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para establecer "qué políticas y no quiénes" tienen que hacer ajustes de modo que se blinden a los recortes materias como sanidad, educación y políticas sociales.

"Si no hablamos de las políticas a blindar, este es ya un debate viciado y en el que el Gobierno tiene el objetivo de echar culpa a otro", ha dicho la consejera andaluza en declaraciones a los medios de comunicación a su entrada al CPFF, cuando ha confiado en que "el Gobierno mueva ficha para llegar a un acuerdo en el reparto del sacrificio".

Y es que Montero cree que las comunidades autónomas "comprenden la situación" pero, por ello, exigen que haya una redistribución del objetivo de déficit en función de las políticas que no pueden hacer más ajustes. "Andalucía ha dicho claramente que no vamos a aceptar esta imposición bilateral ni hacer recortes de derechos a los ciudadanos en educación, sanidad o servicios sociales, que son la parte más gorda del presupuesto".

"Pedimos diálogo y que la recuperación llegue a las familias porque no parece lógico que cuando se está creciendo y creando riqueza se sigan haciendo recortes", ha dicho Montero en Madrid, a donde volverá el próximo lunes para mantener un encuentro bilateral con Montoro.

Reducción del 50%

En cuatro años

La responsable andaluza también ha querido aclarar que, en estos cuatro años, las comunidades autónomas han hecho una reducción del déficit de más del 50 por ciento, concretamente Andalucía, del 67 por ciento, por lo que "es mentira" que las comunidades autónomas "sean despilfarradoras e incumplidoras".

"Lo que ocurre es que el Gobierno central se ha reservado la mayor parte de la flexibilidad del objetivo y, a pesar de que teníamos el 30 por ciento del gasto, solo teníamos acceso al 18 por ciento del déficit", ha incidido.

En realidad, a las comunidades autónomas, "les había correspondido un 1,4 por ciento y no un 0,7 por ciento y eso ha hecho que nos desviáramos considerablemente del objetivo de déficit y se nos imponga bilateralmente un recorte", ha censurado la consejera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.