El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha visitado la sede y naves de Bancosol, Banco de Alimentos de la Costa del Sol, donde ha dado a conocer la distribución de 1.195.500 kilos de alimentos entre un total de 60.295 personas necesitadas de la provincia, en la tercera fase del Programa de Ayuda Alimentaria 2015 que impulsa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que finalizaba este viernes.

Este reparto lo gestiona directamente la Subdelegación del Gobierno en Málaga a través de su dependencia de Agricultura y Pesca y se encargan de la distribución de los alimentos tanto la Federación Española de Bancos de Alimentos como Cruz Roja Española a través de sus centros de almacenamiento y distribución.

Voluntarios de ambas organizaciones no gubernamentales son los encargados del almacenaje y distribución de estos productos de primera necesidad entre las 179 entidades benéficas que participan en la tercera fase de este programa, financiado con fondos europeos y del Gobierno de España a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Durante el primer trimestre del año se ha desarrollado esa tercera fase culminando así la entrega gratuita de 4.420.608 kilos de alimentos básicos a miles de personas en situación de necesidad, "gracias a la entrega y el trabajo de organizaciones como Bancosol o Cruz Roja", ha subrayado Briones.

El subdelegado del Gobierno se ha reunido con el presidente de Bancosol Alimentos, Javier Peña, y parte de su equipo, para conocer las instalaciones, tanto oficinas como naves de almacenamiento y distribución, y a todos ha agradecido "su enorme labor".

Peña ha destacado la importancia de "combinar los esfuerzos de la administración pública y la sociedad civil" y ha agradecido el respaldo de programas oficiales y la financiación correspondiente.

"Son garantías que nos muestran que estamos en la línea a seguir", ha dicho, al tiempo que ha recordado que el Banco de Alimentos en Málaga fue fundado por once personas "y ahora contamos con más de 100 en trabajo diario y con más de 4.000 voluntarios en las grandes campañas", según Peña, quien ha abogado por concienciar ante el "desperdicio de la sociedad de consumo, pues actualmente siete millones de toneladas de alimentos se pierden en España, más del 40 por ciento en los hogares, y eso quiere decir que algo no está bien".

Reparto gratuito de 15.732.000

De kilogramos de productos básicos

Desde 2001, el Gobierno de España ha destinado, a través del FEGA, más de 12.972.000 euros a la adquisición y reparto gratuito de 15.732.000 de kilogramos de productos básicos de alimentación para las familias que lo han necesitado en la provincia de Málaga a través de distintas entidades.

El subdelegado también ha querido agradecer la implicación de las entidades colaboradoras, ayuntamientos, parroquias, colegios, residencias de mayores o asociaciones de vecinos, entre otras, "que de forma altruista se encargan o se han encargado durante todo este tiempo de repartir los alimentos básicos directamente entre las familias de la provincia que se encuentran en situación de dependencia social y económica". En esta ocasión han sido 179 los colectivos implicados.

Los productos que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente adquiere a través del FEGA para su distribución gratuita en la provincia han supuesto en el Plan de Ayuda Alimentaria 2015 una inversión de 4.299.090 euros. Se trata de alimentos básicos, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento, como pueden ser pasta, aceite, arroz, leche, galletas, conservas y alimentos infantiles.

Los productos entregados en esta tercera fase (1.195.500 kilogramos), tienen un valor económico de 1.244.360,41 euros que están cofinanciados, como todo el programa, en un 85 por ciento por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas y en un 15 por ciento por el Gobierno de España.

El subdelegado del Gobierno en Málaga ha reiterado su agradecimiento a Bancosol y Cruz Roja, así como a las entidades y colectivos "que de forma altruista sostienen una cadena de reparto de alimentos imprescindible para miles de familias" y ha destacado su compromiso y el del Gobierno de España con esta iniciativa.

Briones ha recordado que el reparto de estos fondos del Programa de Ayuda Alimentaria inicialmente se hace entre las comunidades autónomas en función de los índices de población, de pobreza, desempleo, PIB per cápita y beneficiarios, "pero es esencial la labor de ayuntamientos, parroquias, asociaciones y otros colectivos a la hora de identificar en su zona las carencias familiares para solicitar lo que hace falta y después entregar directamente los alimentos a los afectados, u ofrecerlos en sus sedes".

El subdelegado ha apuntado también que el Fondo de 2015 —al que corresponde la tercera fase desarrollada en 2016— recoge, además, actuaciones para contribuir a la inclusión socio laboral de las personas desfavorecidas que reciben alimentos, de cuya implementación se encarga el Ministerio de Sanidad, Seguridad Social e Igualdad.

El Gobierno de España distribuyó el año pasado más de 3,2 millones de kilos de alimentos entre familias desfavorecidas de la provincia de Málaga a través del Programa de Ayuda Alimentaria 2015.

En la primera fase de este programa llevada a cabo en el mes de julio se distribuyeron un total de 1.383.279 kilos de alimentos entre 67.786 personas. La segunda fase tuvo lugar en el mes de octubre y se distribuyeron 1.841.828 kilos de alimentos entre 68.329 beneficiarios.

Consulta aquí más noticias de Málaga.