El representante de Orden 12, José Luis Lara, se ha mostrado "molesto" con la financiera con la que negociaron el aval para comprar el aeropuerto de Ciudad Real, aunque no ha querido contestar a la pregunta de si se sentían "engañados".

Lara se ha manifestado así ante los medios después que el juez de lo Mercantil, Carmelo Ordóñez, diera a conocer la adjudicación provisional del aeropuerto de Ciudad Real a CR International Airport por 56,2 millones de euros.

Ordóñez también ha señalado que había abierto actuaciones contra la persona que firmó el aval de Orden 12 y contra Richard Taffin de Givenchy por posible falsedad en sus respectivos avales.

Lara, tras ser apartada Orden 12 de la venta por este hecho, ha reconocido no obstante la actuación "correcta" del titular del Juzgado de lo Mercantil, se ha mostrado satisfecho de que ya haya adjudicatario "por fin" del aeropuerto y ha señalado el "buen hacer" del juez con todas las empresas que han participado.

"Creo que han sido unas circunstancias correctas las que se han dado y no hay más. En este caso no hemos podido llegar a nuestras pretensiones y hemos felicitado ya a la empresa adjudicataria".

Por último, Lara ha recordado que la de Orden 12 fue la "mejor oferta y el mejor proyecto", aunque el problema con el aval "nos ha dejado fuera".