El Juzgado de Instrucción número 4 de Cartagena, en funciones de guardia, ha decretado prisión provisional para los once detenidos pertenecientes a una banda "extremadamente" violenta que asaltaban viviendas y comercios del Campo de Cartagena desde el pasado mes de octubre, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

Las detenciones se produjeron el pasado miércoles, en el transcurso de nueves registros domiciliarios simultáneos en Torre Pacheco, Cartagena y las pedanías cartageneras de La Palma y Pozo Estrecho.

Los once detenidos, diez varones de nacionalidad marroquí -entre ellos el cabecilla de la banda-, un argelino y una española -pareja del líder de la organización-, pasaron este viernes a disposición judicial y se les atribuye la presunta autoría de los delitos de robo con violencia e intimidación, lesiones, detención ilegal, robo con fuerza y pertenencia a organización criminal.

Hasta el momento se les ha podido atribuir 14 delitos contra la propiedad, aunque se sospecha que son los autores de hasta 70 hechos delictivos por parte de esta organización.

Las investigaciones se iniciaron en octubre del pasado año cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un grupo de personas que podría estar cometiendo robos con gran violencia e intimidación en joyerías, comercios y viviendas habitadas en Campo de Cartagena y Mar Menor (Murcia) por lo que se estableció un dispositivo para identificar, localizar y detener a los miembros de organización.

Fruto de las investigaciones, los agentes determinaron que se trataba una organización experimentada, con un amplio historial delictivo -dos no volvieron a prisión tras un permiso penitenciario y otro acumulaba hasta 168 delitos imputados- y que empleaba una violencia extrema para conseguir su 'botín'.

Consulta aquí más noticias de Murcia.