El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSI.F en Castilla-La Mancha, Julio Retamosa, ha considerado tras el recurso de inconstitucionalidad anunciado por el Gobierno central para que la jornada laboral de los funcionarios castellano-manchegos vuelva a incrementarse hasta las 37,5 horas influirá "negativamente" no solo en el personal, sino también "en los servicios que reciben todos los ciudadanos".

En declaraciones a Europa Press momentos después de conocerse el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros, Retamosa ha apuntado que repercutirá además en la conciliación de la vida familiar de los funcionarios.

Además, entiende el presidente autonómico del sindicato que se verán mermadas las posibles ofertas de empleo público que se pudieran convocar en Castilla-La Mancha. "Es una noticia malísima", ha enfatizado.