La mala calidad de aire incrementa el absentismo hasta un 5% y puede llegar a disminuir la productividad hasta un 15%. Para un edificio de 500 trabajadores, esto puede llegar a suponer pérdidas de aproximadamente 2 millones de euros anuales. Además, según la OMS, el 30% de los edificios podría sufrir Síndrome del Edificio Enfermo.

Esto son algunos de los datos apuntados por el presidente de la Asociación Vasca de Empresas de Calidad Ambiental Interior (AVECAI), Pedro Gurrutxaga, durante la Jornada bajo el título "Protección de la Salud: Importancia de la Calidad Ambiental Interior", celebrada con motivo del XV aniversario de su constitución.

Según ha informado Cebek, con esta actividad se pretende destacar el "papel fundamental que una buena gestión de los aspectos relacionados con la Calidad Ambiental Interior y su mejora juegan en la Protección de la Salud".

Gurrutxaga ha recordado que la calidad del aire interior es uno de los principales riesgos para la salud identificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Pasamos más del 80% de nuestro tiempo dentro de los edificios y, según la EPA (U.S. Environmental Protection Agency), la calidad del aire interior es entre 2 y 5 veces peor que la exterior. Para algunos contaminantes más de 100 veces", ha añadido.

En esta línea, ha apuntado que cada año se producen en España cerca de 1.000 infecciones por Legionella pneumophila, algunas de las cuales conllevan la muerte del paciente. Alrededor del 7% de las personas que entran en hospital desarrollan una enfermedad que no tenían previamente (infección nosocomial).

"Sin tener en cuenta el sufrimiento de los pacientes, en términos puramente económicos esto podría llegar a suponer hasta 4.000 millones de euros de sobrecoste sanitario en España", ha destacado, para añadir que dos de cada cinco alergias son de origen laboral.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.