Las conclusiones del V Seminario Internacional para la Conservación del Lince Ibérico, celebrado en Sevilla del 4 al 6 de abril, incide en la importancia de la coordinación interadministrativa para un plan de financiación, así como de las administraciones con la futura estrategia del lince ibérico, para avanzar en las políticas de conservación y reintroducción de la especie.

Dicho plan financiero, según las conclusiones del seminario, consultadas por Europa Press, debe establecerse analizando primero los fondos estructurales con los que se cuentan de cara a financiar acciones consideradas de funcionamiento básico para la conservación.

Todo parte de la necesidad, detectada por estos expertos, de desarrollar una Estrategia de Conservación Ibérica que incluya a España y Portugal con el fin de asegurar una adecuada coordinación de los esfuerzos de conservación del lince y optimizar la viabilidad de la especie.

Es "fundamental" impulsar el crecimiento de las poblaciones remanentes autóctonas o creadas por reintroducción de lince ibérico, para lo que se considera "imprescindible" la conexión, natural o asistida, de las distintas subpoblaciones existentes y el establecimiento de nuevas poblaciones dentro de la región mediterránea de la Península Ibérica.

"Todos los linces ibéricos, silvestres o de cautividad, deben ser considerados como parte de una única metapoblación, que deberá ser sometida a un manejo común", señalan, apuntando también a la conveniencia de minimizar la consanguinidad y maximizar la diversidad genética remanente con un programa de monitorización y gestión genética.

Asimismo, disponer de hábitat adecuado con suficiente presa es "crucial" para incrementar las poblaciones de lince ibérico, por lo que se considera necesario mantener las actuaciones de mejora de hábitat, y por ello se recomienda que se continúen implementando.

El aumento del conocimiento sobre la demografía y las enfermedades del conejo para poder aumentar la eficacia de las medidas de conservación y conseguir fortalecer sus poblaciones y la colaboración de los propietarios de terrenos privados en zonas linceras y con los parques zoológicos para, a corto plazo, dar salida del programa de cría a los ejemplares excedentes y, a largo plazo, cuando disminuya la elevada demanda de individuos para programas de reintroducción, colaborar en la gestión de la población cautiva son otros de los puntos destacados.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.