Tatuaje
Así solucionó la tatuadora Jojo Ackermann el tatuaje de un hombre tras divorciarse de su mujer. INSTAGRAM Jojo Ackermann

El amor lleva a veces a tomar decisiones de las que uno se arrepiente después. Es lo que le ocurrió a un individuo en Estados Unidos que decidió tatuarse el rostro de su esposa.

El hombre se divorció, así que necesitaba arreglar de alguna manera el tatuaje. La artista californiana Jojo Ackermann fue la encargada de arreglarlo.

Sobre el rostro de la mujer, Ackermann creó el rostro de una diablesa.

La imagen tiene 4,7 millones de visualizaciones en Imgur. Antes, Ackermann la había compartido en Instagram.