Lluvia
Una hombre camina bajo la lluvia por el Paseo de la Concha de San Sebastián. EFE

El fin de semana será "lluvioso" ya que este viernes ha entrado un frente por el noroeste, donde ya está dejando precipitaciones, y que se desplazará este viernes y el sábado hacia el este, de modo que a mediodía del sábado lloverá "al mismo tiempo en toda la Península", según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Modesto Sánchez, ha señalado que serán precipitaciones continuadas y quizá algún chubasco fuerte puntual pero no se esperan cantidades muy importantes y que las nevadas se ceñirán a las zonas de montaña.

En concreto, el sábado habrá lluvias y los chubascos ocasionalmente tormentosos en la mitad oeste peninsular que serán más intensos en Galicia, oeste de Castilla y León y norte de Extremadura y podrían ser localmente fuertes o persistentes.

El martes por la noche llegará un nuevo frente que también atravesará la Península y dejará lluvias hasta el jueves

Además, ha explicado que también el domingo se irá retirando del oeste y llegará a Levante, donde ese día tendrán algunos chubascos. Las precipitaciones afectarán de forma más débil y dispersa a las vertientes atlántica y cantábrica de la Península, alto Ebro y Pirineos y serán más probables e intensas en Galicia y el Cantábrico occidental.

De cara al lunes, las precipitaciones "se calmarán" hasta que de nuevo el martes por la noche llegue un nuevo frente atlántico que también atravesará la Península y dejará a su paso lluvias desde el martes por la noche hasta el jueves.

"Sensación otoñal"

Sánchez ha agregado que según vaya pasando el frente, quedará humedad que a primeras horas de la mañana provocará nieblas o brumas que "transmitirán una sensación otoñal" las mañanas del domingo y del lunes en las mesetas, montañas y en los valles, lo que aumentará la sensación de frío.

En cuanto a las temperaturas, el portavoz ha indicado que habrá una ligera subida de las temperaturas mínimas el sábado y descenderán ligeramente las máximas. Sobre el domingo, prevé que bajarán ligeramente, uno o dos grados centígrados, tanto las mínimas como las máximas.

Así, ha dicho que las mínimas oscilarán entre 4 y 10 grados centígrados y las máximas llegarán a 12 o 14 grados en la mitad norte peninsular y hasta 26 grados centígrados en la mitad sur. Por su parte, sobre la Comunidad Valenciana alcanzarán este viernes y sábado 30 grados centígrados y con la llegada de las precipitaciones bajarán las máximas.

En todo caso, ha comentado que será una bajada "ligera" de las temperaturas que no afectará mucho, aunque a causa de la humedad y las brumas del domingo, la sensación será de "frío otoñal".

Respecto a Canarias, predominarán los cielos poco nuboso con algunos intervalos nubosos en las islas occidentales, donde pueden producirse algunos chubascos débiles y ocasionales.

Temperaturas acordes con la época del año

De cara al final de la semana siguiente, el portavoz de la AEMET ha indicado que el viernes, sábado y domingo es "probable" que predomine el tiempo inestable en la mitad noroeste peninsular, con probabilidad de precipitaciones, de mayor intensidad en el Cantábrico y Pirineos. No se descartan de forma más débil y dispersa en casi todo el resto de la Península, excepto en parte del litoral mediterráneo oriental y Baleares.

Las temperaturas continuarán sin grandes cambios y serán relativamente suaves y acordes con la época del año, de modo que sólo habrá algunas heladas puntuales y precipitaciones de nieve en zonas altas de montaña del norte y centro de la Península.

De cara a la última semana de abril, Sánchez espera una ligera anomalía negativa en precipitación y temperatura, y la siguiente, del 2 al 8 de mayo la anomalía negativa será ligera en precipitación y las temperaturas serán normales para la época.