La provincia malagueña vuelve a crecer en lo que respecta al sector inmobiliario, con más de 2.000 viviendas vendidas el pasado febrero, lo que supone un incremento del nueve por ciento con respecto al mismo mes de 2015, según han informado el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y el de la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Málaga, Emilio López.

Así, el mercado inmobiliario se reactiva y confía en consolidar su recuperación durante este año, a pesar de que "las estadísticas del mes de enero hacían pensar que este crecimiento no se iba a producir", según ha precisado López este viernes en rueda de prensa.

En total, han sido 2.273 las viviendas transmitidas en febrero, lo que hace a la provincia "volver a la curva de crecimiento continuado", ha asegurado el presidente de los constructores, al tiempo que ha indicado que "estas transmisiones doblan en número a las que se hacían en los años 2011 y 2012, cuando se registraba la cifra más baja de la actividad inmobiliaria".

Durante el año pasado, la compraventa de viviendas en la provincia de Málaga creció un once por ciento, alcanzando las 24.705 viviendas vendidas, 2.469 más que en 2014.

En el mes de febrero de este año, los últimos datos disponibles, la adquisición de viviendas —2.273— se incrementó en un 9,2 por ciento respecto a febrero de 2015, retomando una senda positiva.

EXTRANJEROS

Además, la venta de viviendas a extranjeros para segunda residencia continúa siendo protagonista del mercado en la Costa del Sol, de manera particular en el mercado de vivienda nueva.

Málaga se mantiene como segunda provincia, después de Alicante, en la que los extranjeros compran más viviendas, un total de 10.123, según los datos de 2015, lo que supone un 70 por ciento del total de las viviendas vendidas a este colectivo en Andalucía y el 14,62 por ciento a nivel nacional.

Con estos datos, la cuota de la provincia de Málaga es del 6,5 por ciento del mercado nacional y del 35 por ciento del mercado andaluz. Y, en el 'ranking' nacional, Málaga y Alicante se disputan la tercera plaza tras Madrid y Barcelona.

El presidente de la Diputación se ha referido a datos de un informe sobre el mercado inmobiliario del Observatorio Socioeconómico de la Fundación Madeca, en el que se incide sobre otros datos positivos del sector, como que el año pasado se firmaron 12.075 hipotecas sobre viviendas, 2.182 más que en 2014.

En este sentido, Bendodo ha resaltado que la Diputación Provincial trabaja para ofrecer la mayor garantía a los empresarios que desean invertir en la Costa del Sol.

EMPLEO

Por otro lado, en relación con el empleo en el sector, también se están experimentando cambios positivos. El último dato de paro, correspondiente al mes de marzo, refleja que el desempleo se ha reducido en el ámbito de la construcción en un 13 por ciento respecto a marzo de 2015, siendo el sector con mayor bajada.

Este descenso ha afectado a trabajadores de construcción de edificios, ingeniería civil, construcción especializada, actividades inmobiliarias y de los servicios técnicos de arquitectura.

Bendodo también ha valorado que la compraventa de viviendas viene condicionada por la situación económica general y, en este sentido, ha mostrado su satisfacción por que la economía provincial sea la que más crece de Andalucía.

El presidente de la Diputación ha explicado que este crecimiento tiene su reflejo en datos como que, en marzo de este año, hay un seis por ciento menos de parados que en el mismo mes de 2015 —180.429 desempleados—, y un 2,7 por ciento más de afiliados a la Seguridad Social —533.553—.

Además, las matriculaciones de vehículos han subido en el último año en un 23,4 por ciento. De igual manera, la creación de sociedades mercantiles ha experimentado un crecimiento de casi el 19 por ciento y las exportaciones han subido casi un siete por ciento.

Por tanto, "la provincia sigue liderando el crecimiento de Andalucía y la recuperación del sector de la construcción contribuirá a que Málaga siga mejorando su situación económica", ha comentado Bendodo.

Asimismo, las últimas cifras del 'stock' de viviendas en Málaga, según un estudio realizado por el Ministerio de Fomento a principios de este mismo año, indican que quedan unas 9.000 construidas sin vender y que hay zonas en las que esa acumulación es prácticamente inexistente.

Por su parte, el presidente de los constructores y promotores de Málaga ha comentado que el mayor número de operaciones de compraventa de suelo y el incremento en el número de visados de obra nueva reflejan que "la maquinaria productiva se ha vuelto a poner en marcha".

Con respecto a las previsiones para este año, López se ha mostrado optimista, aunque con cautela: "2016 será un año de crecimiento sostenido y podría ser mayor si no se hubieran dado una serie de circunstancias como la inestabilidad política o la inseguridad jurídica que vuelve a respirarse en Marbella tras la anulación de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)".

Consulta aquí más noticias de Málaga.