La abogada Virginia López Negrete, que ejerce la acusación popular en el caso Nóos en representación de Manos Limpias, ha subrayado que el sindicato mantendrá "hasta el final" la acusación contra la Infanta Cristina: "Mi obligación es terminar este procedimiento, no me mueven las negociaciones ni las extorsiones", ha recalcado.

La letrada se ha pronunciado en estos términos, en declaraciones a los medios al término de la sesión de este viernes del caso Nóos, tras la detención del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, por supuestas extorsiones contra entidades bancarias a cambio de no iniciar acciones legales contra ellas en los tribunales.

La abogada ha manifestado que las investigaciones, cuyos hechos "aún deben probarse", no tienen nada que ver con las pesquisas contra la Infanta. Y respecto a ella misma, ha aseverado tajante: "Nunca en mi carrera profesional he pedido dinero ni en este ni en ningún otro caso. Tengo la conciencia tranquila y las manos muy limpias", ha remachado.

(

Habrá ampliación)