El vicepresidente del Govern y conseller de Turismo, Biel Barceló, ha lamentado este viernes las pintadas aparecidas en distintos puntos de Palma con mensajes sobre contra el turismo y ha recordado que el sector genera en Baleares ingresos directos de 12.000 millones de euros, además de emplear a 150.000 personas.

Así se ha expresado Barceló durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, donde ha señalado que es una preocupación del Ejecutivo "que el turismo sea sostenible, con una economía más diversificada", ya que "la saturación no es buena ni para el residente ni para el visitante".

Asimismo, Barceló ha señalado que algunas de estas pintadas se han hecho en edificios protegidos, lo que complica las tareas de limpieza, si bien otras ya se han podido retirar.

Por ello, el conseller ha subrayado el "impacto negativo" en el centro de Palma, aunque ha pedido "no magnificar" estos hechos ya que "seguramente se ha tratado de un grupo reducido de personas".