La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado al exvicepresidente de la Diputación de Castellón Francisco Martínez a ocho meses de prisión y una multa de 12.600 euros por negociación prohibida a funcionario público en la causa que se abrió por la tramitación de la depuradora de Borriol, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Así mismo, los otros cinco acusados en el caso —entre ellos el exalcalde de Borriol Adelino Santamaría y los dos hijos de Francisco Martínez— han sido absueltos.

El fiscal solicitaba para Martínez cuatro años de prisión por los presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude ilegal y negociaciones prohibidas.

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Valencia.