El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reconocido no haberse llevado un "disgusto" con la dimisión del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, cuya marcha avala el jefe del Ejecutivo cántabro tras quedar "constatado", a su juicio, que ha "mentido" al hablar de la relación de sus empresas con paraísos fiscales.

"Cuando un ministro miente en un tema tan sensible...", ha apuntado Revilla al ser cuestionado por los medios de comunicación sobre esta dimisión, la cual —ha subrayado— ya pronosticó ayer, jueves, en las redes sociales, en las que publicó "Creo que este (Soria) no aguanta ni el telediario de esta noche, como mínimo por mentiroso".

El "hombre del petróleo" no era de los ministros "preferidos" de revilla

Revilla ha reconocido que no era de sus ministros "preferidos" a raíz de su postura en materia energética.

Y es que el presidente ha acusado a Soria de haber hecho "muchísimo daño" a las energías renovables, entre ellas la solar, a la que, según Revilla, el ya exministro se ha "cargado".

"Este ha sido el hombre del petróleo", ha dicho Revilla en unas declaraciones realizadas tras inaugurar el Salón Inmobiliario de Vivienda y Decoración.

Prevé más dimisiones

Además, según ha dicho, Revilla no cree que la salida a la luz de los denominados como 'Papeles de Panamá' vaya a saldarse solo con la dimisión de Soria sino que cree que la próxima semana vendrán más, una vez que vayan conociéndose más nombres. Sin embargo, no ha aclarado dónde podrían producirse.

"Saldrán de todo tipo de personas: políticos, artistas... no gente de nomina, ni pequeños empresarios", ha pronosticado el presidente cántabro, que considera que solo ha salido el "5 por ciento" de lo que hay. "Hoy hay más caca que ayer pero menos que mañana", ha sentenciado Revilla, que ha advertido de que se calcula que entre 20 y 30 billones de euros de los 75 que —ha dicho— se manejan en el mundo están en paraísos fiscales.

La solución:

Cerrar los paraísos fiscales

El presidente cántabro, que ha aludido a lo que ya señalaba hace un par de años en su libro 'La jungla de los listos' sobre la evasión fiscal, ha opinado que "mientras no se cierren de oficio los paraísos fiscales no hay nada que hacer".

Revilla ha asegurado que se podría acabar con los paraísos fiscales "de un plumazo", solo con que el G-20 lo ordene.

"Les manda Obama, Putin, Cameron..., Mariano no porque está en funciones, les manda una carta: tienen 48 horas para cerrar el chiringuito y lo cierran", ha asegurado Revilla, quien ha lamentado que "nadie" se atreva "a ponerle el cascabel al gato".

En este sentido, el presidente cántabro señala que ahora que se ha "descubierto" que hay dirigentes de esos países que "tiene ahí la pasta se puede entender por qué no se toman medidas".

Revilla ha insistido en las consecuencias de los paraísos fiscales y de los evasores que llevan ahí su dinero y ha señalado que, además de ser "insolidarios", "alteran los mercados", "desmoralizan" a los contribuyentes y se afecta al mantenimiento de los servicios públicos.

"Si no hubiera paraísos fiscales, no habría evasores", ha añadido el jefe del Ejecutivo cántabro, que ha defendido una legislación fiscal común para todo el mundo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.