El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha denunciado que la suspensión parcial de la Ley de Vivienda de Euskadi por parte del Tribunal Constitucional, derivada de la admisión a trámite de un recurso del Ejecutivo central contra esta norma, es fruto de la "obsesión" del gabinete de Mariano Rajoy por impugnar todas las leyes autonómicas que no encajan en su "visión centralista e imperial".

Erkoreka, en declaraciones a los medios de comunicación tras asistir en Vitoria a un acto de la Asamblea de Municipios Vascos-Eudel, ha recordado los numerosos recursos que a lo largo de la legislatura, y especialmente en los últimos meses y semanas, ha interpuesto el Ejecutivo central del PP contra leyes o normativas aprobadas por las instituciones de Euskadi.

El portavoz del gabinete de Iñigo Urkullu ha reiterado que este modo de proceder es "especialmente grave" en la situación actual, dado que los recursos proceden de un Gobierno que está en funciones y que "pretende sustraerse a sus responsabilidades y al control" del Congreso de los Diputados.

Erkoreka ha censurado que, pese a estar en funciones, el gabinete de Mariano Rajoy "mantiene su pulsión recentralizadora obsesiva", para "impugnar hasta el último momento todas las normas autonómicas que no encajan en su visión centralista e imperial".

La suspensión provisional de la parte de la Ley de Vivienda recurrida por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional tendrá, a juicio de Erkoreka, un "efecto directo" en los ciudadanos, que no podrán acogerse a los "beneficios" recogidos en la parte del texto legal que deja de estar en vigor hasta que los jueces adopten una decisión definitiva en relación a esta norma.

Consulta aquí más noticias de Álava.