Los ganaderos de la montaña leonesa, acompañados de representantes de las organizaciones agrarias asentadas en la provincia, Asaja, Ugal, Uccl y Coag, han vuelto a protestar derramando leche frente a la Delegación Territorial de la Junta en León para exigir una solución a las explotaciones de la montaña a las que no se les recoge la producción desde el pasado 1 de abril.

En estos momentos, según ha precisado el representante de Ugal-Upa, Matías Llorente, las ganaderías a las que afecta este problema son 13 ya que desde el inicio de las medidas de protesta, el pasado 6 de abril, se ha solucionado el problema para cinco explotaciones que ya pueden vender su producción.

No obstante, los representantes sindicales han explicado que continuarán con las medidas de presión hasta que desde la Junta se dé una solución para la totalidad de los ganaderos que están viendo amenazado su modo de vida.

Por su parte, secretario general de Asaja, José Antonio Turrado, ha reclamado al Ejecutivo autonómico que se implique en este problema, que sólo ocurre en la provincia de León y que no pasa en ningún otro lugar de España. "Algo más tiene que estar haciendo la Junta para que esto sea así", ha asegurado.

Así, ha vuelto a hacer un llamamiento a la Junta y, en especial, a la Consejería de Agricultura y Ganadería, para que "retroceda esta postura" y "deje de escurrir el bulto" y solucione un problema que es pequeño para el conjunto de Castilla y León, pero que es "muy importante" para la provincia de León y, en especial, para la montaña leonesa.

Además, también ha pedido "voluntad" a los representantes políticos de todos los partidos para presionar y que se pueda llegar a una solución para acabar con este problema que está "arrastrando a los ganaderos al precipicio". Las protestas seguirán en marcha, han asegurado ganaderos y organizaciones agrarias, hasta que todos los ganaderos de la montaña de León puedan vender su producción.

Consulta aquí más noticias de León.