La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio llevará a la próxima reunión de la comisión mixta Junta-Estado para la demolición del hotel El Algarrobico el documento 'La oportunidad bajo los escombros', un informe que recoge las propuestas de la plataforma 'Desmontando El Algarrobico' para la gestión del desmantelamiento del inmueble de 411 habitaciones y una veintena de plantas y la recuperación de la playa ubicada en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar.

Así lo ha trasladado en un comunicado el consejero José Fiscal, quien alcanzó este compromiso en la reunión que mantuvo en la tarde del viernes con las asociaciones conservacionistas que representan a este colectivo, en concreto Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Salvemos Mojácar, Ecologistas en Acción y Greenpeace.

El citado informe, presentado en junio de 2012, estima en 7.320.646 euros el coste de desmantelar de forma selectiva la construcción de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería). Se trata de una cifra en la que también está incluida la recuperación posterior de la playa y que difiere de los 8,5 millones de euros que calculó la Junta de Andalucía que costaría el derribo y que no incluía esa restauración medioambiental.

El colectivo ecologista y el equipo técnico de arquitectos y expertos en medio ambiente n'UNDO, que lo elaboraron durante seis meses en base a más de planos de la construcción, prevén que en la demolición se podrían generar 379 puestos de trabajo, 530 horas de cursos, 150 personas formadas y casi 40.000 metros cúbicos de material recuperado, es decir, el 98 por ciento del edificio.

Esto se podría llevar a cabo gracias a lo que denominan una "demolición selectiva" que, frente a la tradicional que genera "una gran cantidad de residuos no seleccionados", pasa por el "aprovechamiento máximo de los recursos" y una reducción de los vertidos. Calculan que se tardaría unos 24 meses y permitiría ahorrar un 11 por ciento de los costes.

La propuesta, asimismo, pretende que el edificio se convierta en "un centro de pruebas" de recuperación de entornos y un punto de encuentro de la I+D en el que se podrían ensayar técnicas contra incendios o de demolición ordenada con gestión y reciclaje de los residuos. Además se convertiría en un proyecto educativo en el que implicar a colegios, institutos o universidades para enseñar campañas de recuperación ambiental.

Por otro lado, en el encuentro, Fiscal explicó que los servicios jurídicos de la Junta están valorando el modo de ejercer el derecho de retracto sobre los terrenos en los que se construyó el hotel "para garantizar que esta actuación no entorpezca el objetivo final del derribo".

El consejero también informó a las asociaciones ecologistas de las reuniones con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y del trabajo que se está realizando en el seno de la comisión mixta y destacó que 'hay buena sintonía y máxima colaboración para financiar y acometer la demolición del hotel'.

Al tiempo, se comprometió a mantener informada a la plataforma 'Desmontando El Algarrobico' de las novedades en los procesos judiciales que afectan al hotel y en los avances para su derribo que se adopten en la comisión mixta.

Plan de actuación

La Comisión Mixta Junta Estado para abordar la demolición del hotel Algarrobico celebró en marzo su primera reunión en la que se acordó la elaboración de un plan de actuación conjunto que contendrá el correspondiente informe jurídico que marcará la hoja de ruta para efectuar la demolición con todas las garantías jurídicas necesarias. Este plan se analizará en la reunión que tendrá lugar en las próximas semanas.

Fiscal reiteró que la Junta va a cumplir con el protocolo firmado con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para llevar a cabo de forma compartida la demolición del hotel del Algarrobico y la restauración absoluta de la playa.

Consulta aquí más noticias de Almería.