Se trata de una medida temporal y por tanto reversible, adoptada al

constatarse divergencias con el proyecto de ejecución aprobado

La Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía en Huelva, como autoridad minera competente, ha decretado este viernes la paralización temporal de los trabajos de vertido de lodos en las presas de la mina de Riotinto, cuyo proyecto de reapertura ha sido impulsado por Atalaya Mining, antes denominada Emed Mining.

Esta medida ha sido adoptada tras constatar desde este organismo que no se están respetando los porcentajes de solidificación de residuos contemplados en el proyecto de explotación, y que en su momento fueron propuestos por la propia empresa, ha informado la Junta en una nota.

En el transcurso de una inspección rutinaria previa a la aprobación del plan de labores correspondiente a este año —los planes de labores se han de aprobar anualmente—, la Delegación Territorial pudo constatar que las inversiones previstas en maquinaria no se habían llevado a efecto, y que los vertidos a la presa de residuos tenían un grado de solidificación algo superior al 33 por ciento: por consiguiente, inferior al autorizado.

De acuerdo con lo estipulado en ese documento la forma de operar el depósito sería con la sistemática de lodos espesados al 50 por ciento, reduciéndose significativamente la cantidad de agua presente en el mismo y, por tanto, alcanzándose una mayor consistencia y estabilidad de toda la masa de estériles. Por ello, debían acometerse unas inversiones concretas en la maquinaria adecuada para ejecutar, de ese modo, el procedimiento que hace posible esa transformación.

Así, ante este incumplimiento, la Administración Autonómica ha decretado la paralización temporal de los trabajos correspondientes a depósitos en presas de residuos, por las razones expuestas, y la suspensión del plazo para resolver y notificar el procedimiento de aprobación del plan de labores para el ejercicio 2016.

En los próximos días, el organismo territorial de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio remitirá un requerimiento a Atalaya Mining, instándole a cumplir inmediatamente lo previsto en la documentación presentada ante la Junta de Andalucía para lograr la aprobación del proyecto, y lograr de este modo que todo vuelva cuanto antes a la normalidad.

Se trata de una medida temporal y por tanto perderá su vigencia en el momento en que la empresa ejecute las acciones comprometidas y desde la Junta han dejado claro que tampoco se pierden derechos adquiridos ni cesa la vigencia de las autorizaciones concedidas.

En este sentido, y precisamente por el carácter claramente reversible de esta decisión, la Junta de Andalucía confía en que sea resuelto lo antes posible. De acuerdo con la normativa minera, y con la propia responsabilidad institucional, la Administración competente ha de velar por el cumplimiento del Proyecto de Explotación aprobado en su momento.

Consulta aquí más noticias de Huelva.