Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un menor de 17 años por hacer repetidas llamadas al 112 en las que advertía de falsos sucesos muy dispares como agresiones con arma blanca, episodios de violencia de género o tráfico de estupefacientes, lo que generaba una inmediata activación de los servicios de emergencias, con la perturbación de su normal funcionamiento.

El detenido realizaba múltiples llamadas desde el pasado mes de marzo desde un teléfono móvil que no titularizaba a los servicios de emergencias del 112. En estas llamadas alertaba de la comisión de diferentes delitos de los que supuestamente estaba siendo testigo: agresiones con arma blanca, violencia de género, tráfico de estupefacientes, entre otros, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Estas llamadas motivaban la inmediata respuesta del servicio de emergencias y el desplazamiento urgente de las unidades policiales que, una vez en el lugar y de forma sistemática, comprobaban que la alarma era falsa.

Estos hechos generaban la perturbación del servicio policial por cuanto obligaban a detraer dotaciones que estaban integrando otros dispositivos de seguridad para atender estas urgencias fraudulentas.

La investigación ha sido realizada por la Brigada de Información perteneciente a la Comisaría Provincial de Valladolid.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.