El secretario regional de Estudios y Asesoramiento Jurídico Sindical de CCOO, Carlos Castedo, ha trasladado el apoyo del sindicato a la "necesaria" reforma de la financiación autonómica que reclama la Comunidad Autónoma —la Junta y los cinco grupos parlamentarios cerraron el miércoles un acuerdo unánime en la materia— si bien ha considerado que esa reforma debe ir acompañada de una reforma fiscal ante la caída de la recaudación en Castilla y León.

Carlos Castedo ha advertido de que "no es de recibo" que la recaudación fiscal en Castilla y León haya caído más de un 10 por ciento desde el año 2008 cuando en España, según sus datos, ha aumentado un 5 por ciento desde ese año, para lamentar que la recaudación fiscal en la Región sea "más desfavorable" que en el resto del país.

Castedo ha sustentado estas afirmaciones en un estudio trasversal sobre la evolución de Castilla y León desde el inicio de la crisis hasta la actualidad según el cual esa rebaja de la recaudación fiscal se debe principalmente al IVA ya que el IRPF y el Impuesto de Sociedades "empiezan a repuntar un poquito".

Esta es una de las principales conclusiones del estudio presentado este viernes por Comisiones Obreras a una semana del Día de la Comunidad, que se celebra el 23 de abril, que, a través de una información gráfica y visual, se presenta como una "muy buena foto" de lo que ha ocurrido en Castilla y León desde 2008 para afrontar mejor las respuestas a la situación actual.

Según ha resumido Castedo, a pesar de que ha mejorado la situación macroeconómica de Castilla y León, aunque a un menor ritmo que a nivel nacional, esas cifras no se han trasladado al ciudadano de modo que la recuperación no se está trasladando a nivel social por lo que han aumentado las desigualdades con las que se entró en la crisis tanto entre sexos como entre pobres y ricos a lo que ha añadido el riesgo para unos servicios públicos en igualdad de condiciones, equidad y justicia social.

El secretario de Estudio y Asesoramiento Jurídico Sindical de CCOO ha concluido también que se constata que Castilla y León tardó más en entrar en la primera crisis para añadir que los efectos de la segunda crisis de 2012 han hecho que la Región haya salido también más tarde de la misma por lo que está "un poco más atrás" en términos económicos.

Otras de las conclusiones de este estudio es la constatación de la pérdida de población en Castilla y León —más de tres puntos menos que en 2008— mientras que en España se mantiene el nivel de población por encima de la del primer año de la crisis, un problema que es, a su juicio, "causa y consecuencia" de la situación de la Región en lo que ha definido como "una pescadilla que se muerde la cola".

Castedo ha cuestionado especialmente el cambio en el "reparto de la tarta" entre las dos partidas fundamentales de la economía, las rentas mixtas y la remuneración del trabajo, con un mayor descenso para las segundas (-12 por ciento) frente a un -9 por ciento para el PIB, en beneficio del capital, si bien ha aclarado que están pendientes los datos de la contabilidad regional de 2015 para saber si se corrige la curva o si se comprueba finalmente que el factor trabajo es el que ha pagado la crisis.

Este estudio sitúa la mejor evolución empresarial para las empresas sin trabajadores mientras que la peor es la de las empresas de 10 a 99 asalariados en lo que ha resumido como la constatación del modelo del "falso emprendimiento" que "precariza el empleo", si bien ha admitido como "atisbo positivo" el incremento de los grandes centros de trabajo entre 2014 y 2015.

El informe constata también el "desplome" del empleo en la construcción, que se ha llevado el "mayor palo", mientras que la industria ha perdido en torno a un 25 por ciento de la empleabilidad, con una pequeña recuperación desde 2013, y una evolución más favorable en servicios y en agricultura.

Por otro lado, los datos del informe multiplican por cinco el número de mujeres con más de dos años en paro mientras que para los hombres ese dato se multiplicó por once, lo que demuestra, en palabras de Castedo, que esas personas "se van y se mueren en el paro". También ha advertido del "sesgo" en la recuperación de empleo entre hombres y mujeres y ha evidenciado que otra de las "fotos de la recuperación" es el aumento de las contrataciones a pesar del descenso del empleo con un incremento del 50 por ciento para la contratación parcial cuando la de a tiempo completo no llega todavía al nivel de 2008.

"Eso es parcialidad encubierta o pura y dura", ha resumido Castedo, quien ha lamentado el incremento del número de personas que cobran menos del 0,5 del Salario Mínimo Interprofesional, el "desplome" del gasto en prestaciones por desempleo, "muy superior" al de las personas registradas en el paro.

Según el estudio de CCOO, a falta de la actualización de los datos del mes de junio, en Castilla y León se han mantenido los salarios más altos mientras que han caído un 23 por ciento los más bajos lo que demuestra, a su juicio, que la crisis no ha afectado a todo el mundo por igual, a lo que ha sumado el aumento de la brecha salarial entre hombres y mujeres, con un "rayo de esperanza" en una mejor evolución en 2013.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.