Pisarello y Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, escucha al primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, durante su primer pleno. MARTA PÉREZ / EFE

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha afirmado este viernes que el Ajuntament de Barcelona considera que "no hay razones para personarse en el juicio contra el concejal de la CUP", Josep Garganté, por presuntas coacciones a un médico para que modificara un informe sobre las lesiones a Gerardo Pisarello ha asegurado que todos los indicios indican que no se ha producido una vulneración de la intimidad del manteroun 'mantero' con el fin de atribuirlas a una agresión de la Guardia Urbana.

Lo ha dicho en una Comisión extraordinaria sobre el caso, a la que no ha asistido la alcaldesa, Ada Colau.

En esta ha asegurado que todos los indicios que tiene el consistorio indican que no se ha producido una vulneración de la intimidad del 'mantero' cuando se le realizó el parte médico en el centro sanitario Perecamps.

Además, ha afirmado que el agente de la Guardia Urbana que denunció la presunta coacción de Garganté hizo "lo que tenía que hacer" cuando puso el caso en manos de la justicia.

Garganté: "No pasaréis, pasaremos nosotros"

Garganté ha insistido en que lo que hicieron tanto él como el representante del colectivo 'Tras la manta' fue pedir al médico que volviera a visitar al herido sin presencia policial, y ha dicho "a todos los que exigen mi dimisión, decirles que cualquiera de nuestros compañeros habría actuado de la misma manera. Cualquier persona que defienda la privacidad entre médico y paciente habría hecho lo mismo. No pasaréis, pasaremos nosotros".

Cualquier persona que defienda la confidiencialidad médico-paciente hubiera actuado del mismo modo"Tras sostener que el 'mantero' fue visitado, acompañado por un agente pese a que no estaba detenido, ha preguntado la razón por la que no se ha incluido en las diligencias una queja de una vecina y del herido sobre este hecho que asegura que fue presentada el mismo día en el centro.

También ha aseverado que "ha llegado la hora de acabar con la opacidad, la impunidad y los abusos de autoridad de algunos agentes de la Urbana. De momento, todo continúa igual".

Finalmente, ha añadido que "cualquier persona que defienda la confidencialidad médico-paciente hubiera actuado del mismo modo" ante el médico que atendió el mantero lesionado en medio de un vareo policial.

Apoyo a la Guardia Urbana

El portavoz del grupo municipal de CiU en el Ajuntament, Joaquim Forn, ha señalado que encuentra "sospechosa" la actitud y el silencio del Govern municipal ante este situación, y ha alertado de que el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (Comb) ha informado en un comunicado que el 'mantero' estuvo a solas con el doctor.

La líder de C's en el consistorio, Carina Mejías, ha aseverado que ha llegado el momento de exigir responsabilidades políticas a los que han "fomentado el desorden" en Barcelona y a los que se han aprovechado políticamente de la situación, y ha criticado que el Gobierno de Colau tiene una curiosa manera de defender a los servicios públicos cuando desautoriza a la Urbana y no apoya al médico presuntamente coaccionado, según ella.

La portavoz socialista, Carmen Andrés, ha coincidido en defender a la El portavoz del grupo municipal CiU, ha señalado que la actitud del ayuntamiento es "sospechosa"Guardia Urbana y ha criticado a los que parten de una "visión reduccionista que intencionadamente dice que es represiva o represora", a lo que ha agregado que "el Gobierno municipal debe garantizar que la función pública mantenga su presunción de legalidad y buena fe y que la condición de concejal se tiene siempre y no a ratos".

Jordi Coronas (ERC) ha rechazado hacer juicios paralelos. Ha criticado qué grupos lo hacen cuando habitualmente defienden la presunción de inocencia y ha expresado su apoyo a la Guardia Urbana siempre que actúe correctamente, como considera que es el caso, tras lo que ha añadido: "Hay quienes piden dimisiones en función del color político. No lo hacen para la senadora Rita Barberá ni con el ministro Soria, que finalmente ha renunciado". 

La popular Àngels Esteller, ha exigido que el Ajuntament apoye a la Guardia Urbana ante casos que considera que pretenden desautorizar y desprestigiar la acción del cuerpo policial, tras lo que ha insistido: "La alcaldesa debe hablar, debe pronunciarse, debe comparecer, y debe personarse en esta causa".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.