Agentes de la Policía Local detuvieron en la madrugada de este jueves a un hombre 27 años por un delito de robo con fuerza en un vehículo, estacionado en la calle las Cortes, de San Javier, del que sustrajo ropa y un teléfono móvil.

El detenido se negó a firmar el acta de detención y lectura de derechos, y una vez en dependencias policiales solicitó un reconocimiento médico durante el cual dirigió serias amenazas al doctor que se negó a facilitarle la medicación que le reclamaba, según han informado fuentes municipales.

La detención se produjo tras una llamada, a las 2.00 horas de un vecino de la calle Las Cortes que vio al detenido en la escalera de su edificio del que salió corriendo al ser sorprendido.

Los agentes que patrullaban por la zona lo localizaban minutos después con un carrito lleno de ropa, mientras se deshacía de un cuchillo e intentaba huir, al percatarse de la presencia policial.

Al ser interceptado por los agentes, aseguró que la ropa era un regalo para su novia a la que estaba esperando y que el teléfono móvil que se le encontró en un cacheo era de su propiedad.

Ante la sospecha de que podría tratarse de un robo, los agentes inspeccionaron los vehículos estacionados por la zona encontrando un coche, estacionado en la calle Príncipe, con la ventana rota y el interior revuelto.

Localizados los propietarios del vehículo, estos identificaron como propios tanto la ropa como el teléfono móvil, momento en el que el detenido lo lanzó fuertemente al suelo rompiéndolo al impedirle los agentes que lo arrojara a un solar vallado, han especificado las mismas fuentes en comunicado de prensa.

Finalmente, el detenido fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil donde se hizo entrega del cuchillo incautado, así como de los calcetines que portaba y que caracterizan el 'modus operandi' de este viejo conocido por los agentes, reincidente en delitos contra la propiedad, que siempre los utiliza como guantes para no dejar huellas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.