El secretario general del PP de Granada, Santiago Pérez, ha suscrito este viernes la petición de la dirección nacional y regional del partido de que el alcalde de la capital, José Torres Hurtado, presente su dimisión tras ser detenido por su supuesta implicación en una trama corrupta relacionada con el urbanismo de la ciudad y ha confiado en que, después de este periodo de reflexión, tome una decisión el lunes como muy tarde.

En el que ha sido el primer pronunciamiento del PP granadino en este asunto, Pérez ha mostrado el deseo de la formación de que el regidor sea "inocente" como él viene defendiendo y ha abogado por ir "paso a paso" sobre su relevo en la Alcaldía una vez se materialice su dimisión.

"Desconocemos cuál será el siguiente paso, el presidente regional —por Juanma Moreno— ha dado un plazo al alcalde para que reflexione, vamos a respetarlo y a suscribir lo que ha dicho la dirección nacional y regional del partido", ha argumentado Pérez, en el transcurso de una rueda de prensa en la que no ha aclarado si el presidente del PP granadino y número dos del Ayuntamiento, Sebastián Pérez, sustituiría a Torres Hurtado al frente de la Alcaldía.

Ha precisado que la decisión, en todo caso, será tomada por la dirección nacional del partido, que es quien tiene la voz en las capitales de provincia.

Afirma que el partido no está pensando en estos momentos en esa cuestión, sino en garantizar la gobernabilidad de la ciudad manteniendo al PP en el equipo de gobierno, en tanto que la alternativa, ha dicho, sería "un tripartito" cuyos resultados no fueron óptimos en un pasado.

De hecho, ha subrayado que el PP tiene "esperanza de poder salvar el Ayuntamiento" y ha reconocido que ya han existido conversaciones "informales" con Ciudadanos, formación que permitió a Torres Hurtado acceder a la Alcaldía por cuarto mandato consecutivo tras el acuerdo suscrito entre las dos formaciones tras las pasadas elecciones municipales.

Por el momento "no ha habido conversaciones formales" y no se emprenderán hasta que "llegue el momento", ha añadido, al tiempo que ha rehusado valorar la decisión del regidor de no dimitir pese a su supuesta implicación en esta trama de corrupción, remitiéndose a las declaraciones de los dirigentes regionales y nacionales del PP.

Pérez, que ha dicho respetar la presunción de inocencia, ha reconocido que este tipo casos "siempre dañan la imagen del partido", aunque ha defendido la "celeridad" del PP a la hora de actuar, con la retirada cautelar de militancia al regidor. "Creo el partido tiene que actuar de forma diligente en situaciones que a lo mejor no son justas pero donde las circunstancias son las que mandan".

Sí se ha mostrado de acuerdo en el que el operativo policial desplegado en esta operación, que supuso la detención de 17 personas y varios registros, fue "desproporcionado" y ha abogado por "huir de montajes porque eso no es bueno para nadie", aunque ha dicho no tener elementos de juicio para opinar sobre si fue una "detención ilegal".

Consulta aquí más noticias de Granada.