La carretera de El Cañarete se abrirá de modo intermitente desde el lunes para levantar un muro de 20 metros

El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha anunciado este viernes que a partir del próximo lunes la carretera N-340a que une la capital con el núcleo roquetero de Aguadulce, más conocida como El Cañarete, abrirá nuevamente de forma intermitente para avanzar en los trabajos de consolidación y protección del talud bajo el que se ubica la vía y en el que se actúa desde el pasado mes de noviembre cuando se produjeron unos desprendimientos a causa de unas fuertes lluvias.
Carretera de El Cañarete tras los desprendimientos
Carretera de El Cañarete tras los desprendimientos
EUROPA PRESS/ARCHIVO

El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha anunciado este viernes que a partir del próximo lunes la carretera N-340a que une la capital con el núcleo roquetero de Aguadulce, más conocida como El Cañarete, abrirá nuevamente de forma intermitente para avanzar en los trabajos de consolidación y protección del talud bajo el que se ubica la vía y en el que se actúa desde el pasado mes de noviembre cuando se produjeron unos desprendimientos a causa de unas fuertes lluvias.

Según ha explicado García Lorca en declaraciones a los periodistas, la carretera se abrirá sentido Aguadulce-Almería de 0,15 horas a 9,30 horas y en sentido Almería-Aguadulce de 14,00 a 16,00 horas y de 21,00 a 0,00 horas, con el objetivo de asimilar el tráfico en horas puntuales para evitar conglomeraciones en la autovía A-7.

La razón por la que el tráfico volverá a interrumpirse después de que la vía quedara abierta las 24 horas en alguno de los dos sentidos está en el avance de las obras, en las que se incluye la edifición de un muro de entre 15 y 20 metros de altura que protegerá la carretera ante posibles nuevos desprendimientos. "Esto va a obligar a que el ciudadano tenga que sufrir algunas molestas puesto que a pesar de que el ritmo de la obra es intenso, por seguridad vial, tenemos que restringir el uso", ha explicado el subdelegado.

No obstante, según ha apuntado, las previsiones iniciales apuntan a que los trabajos puedan finalizar por completo antes de que termine el mes de mayo, momento en el que el tráfico quedaría completamente restablecido en esta transitada vía que une la capital con el Poniente almeriense. En este sentido, el subdelegado ha explicado que se trabaja de lunes a sábado para avanzar rápidamente en las obras.

Por otra parte, el representante del Gobierno en la provincia ha explicado que también se va a realizar una pequeña actuación en otras zonas de cornisa en las que se han detectado leves desprendimientos, con el que se va a afianzar la malla metálica para evitar incidentes por caídas de piedras.

El subdelegado ha pedido "comprensión" a los ciudadanos, a los que ha recordado que se trata de una actuación de "envergadura". Paralelamente, ha explicado que el Ejecutivo, junto con el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, trabaja en el nuevo acceso a Aguadulce norte desde la A-7.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento