Vía verde en bicicleta
Las vías verdes son una espléndida oportunidad para andarines y ciclistas. FEVE

Los pasos que siguió Rodrigo Díaz de Vivar "El Cid" por distintas provincias españolas, según se recoge en el poema épico que relata sus andanzas medievales, ha inspirado una nueva ruta para bicicleta de montaña (BTT) de 1.510 kilómetros con los que recorrer España de noroeste a suroeste. En total, la ruta discurre por ocho provincias: Burgos, Soria, Guadalajara, Castellón, Valencia, Zaragoza, Teruel y Alicante.

El itinerario para BTT sigue fundamentalmente el senderista con el que nació el propio Camino del Cid, pero se ha actuado en 31 tramos que eran de mayor dificultad para los ciclistas, por cuestiones como los perfiles, que eran caminos de tierra, lo que ha supuesto aumentar en 176 los kilómetros de las rutas que había hasta la fecha.

Se cruzan 39 localidades Conjunto Histórico Artístico y 7 elementos Patrimonio de la Humanidad

Así, los 1.510 kilómetros se dividen en 7 rutas de entre 50 y 300 kilómetros y 27 etapas. La ruta creada por el Consorcio Camino del Cid incluye la señalética internacional para los aficionados a la bicicleta de montaña, siguiendo los criterios y el asesoramiento de la Asociación Internacional de Ciclistas de Montaña. Para acondicionar el camino se han colocado 522 nuevas señales y paneles informativos en los que se incluye amplia información, no solo de mapas sino también, por ejemplo, datos climatológicos como las horas de luz según la época del año o talleres de bicicletas cercanos.

La ruta nace para el mercado nacional pero pensando en la dimensión internacional y las topoguías, que pueden descargarse gratuitamente en la página web del Consorcio y se están traduciendo a diversos idiomas. A través de las rutas se descubren hasta siete elementos Patrimonio de la Humanidad, 39 localidades que son Conjunto Histórico Artístico y hasta 200 castillos y atalayas.

El Consorcio Camino del Cid está formado por las diputaciones de ocho provincias españolas: Burgos, Soria, Guadalajara, Castellón, Valencia, Zaragoza, Teruel y Alicante. Para su presidente, Ramón, Millán, este ambicioso camino es una oportunidad de recorrer media España "a golpe de pedal y acercarse a la Edad Media" siguiendo los pasos del Cid.