La Guardia Civil, en el marco de la operación "BATI", ha detenido a dos vecinos de Llerena (Badajoz) como presuntos autores del robo en un domicilio y un establecimiento de hostelería de esta localidad, y a una tercera persona por su presunta cooperación necesaria para el transporte y venta de los objetos procedentes de los robos.

Los robos, que fueron cometidos a principios de 2016, A principios de presente año, se llevaron a cabo tras forzar las cerraduras de los accesos. En la ejecución de estos, los autores sustrajeron equipos de audio, imagen y sonido, utensilios de hostelería y cocina, ordenadores, videoconsolas y diferentes enseres, todo ello valorado en más de 5.000 euros.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llerena llevó a cabo una investigación, tendente al esclarecimiento de los hechos, de las que se obtuvieron suficientes pruebas para implicar a dos vecinos de Llerena, los cuales contaron con la cooperación necesaria de otro vecino de esa misma localidad, encargado de darle salida a los objetos sustraídos.

A principios del presente mes, la Guardia Civil detuvo a los presuntos autores materiales de los robos aunque continuaron las gestiones para conocer el destino de lo sustraído.

Esto llevó a los agentes tanto a detener a su cómplice como a averiguar el lugar al que se trasladó y donde se comercializaba el material sustraído, una tienda de segunda mano de Sevilla, donde fueron encontrados gran parte de los objetos, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Las diligencias y los detenidos han pasado a disposición de los Juzgados de Instrucción de Llerena.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.