La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes vecinos de Castuera como presuntos autores de la sustracción de un ciclomotor, con el fin de despiezarlo y montar las distintas partes sobre un chasis con la documentación en regla.

El robo de dicho ciclomotor en el garaje de un inmueble de la localidad fue denunciado el pasado mes de febrero. Gracias a las gestiones desarrolladas, la Guardia Civil sospechó de la presunta implicación de un joven vecino de esa localidad que fue interceptado el pasado 6 de abril cuando circulaban con un vehículo de estas características.

En la primera inspección del ciclomotor los agentes comprobaron que el número de identificación del chasis que adquirió legalmente en Badajoz, no coincidía con el número de otros elementos del ciclomotor. Ante ello se llevó un minucioso cotejo identificativo del ciclomotor sustraído, en el momento que se le detuvo por el delito de sustracción.

Posteriormente con la identidad de su cómplice, otro vecino de la localidad, se le localizó y detuvo. Ahora la Guardia Civil investiga si los jóvenes detenidos, con antecedentes penales, pudieran haber llevado a cabo alguna otra acción similar, según informa el Ministerio del Interior en una nota de prensa.

El "modus operandi" utilizado consiste en la compra de un chasis de un ciclomotor con documentación en regla, que coinciden nº de bastidor con su anotación documental, para posteriormente sustraer uno en buen estado y mismas características, todo ello con la intención de colocar o montar las piezas en el chasis nuevo.

Con ello se consigue a bajo precio un ciclomotor en buen estado y aparentemente amparado documentalmente, lo que dificulta su esclarecimiento de este tipo de hechos delictivos. Las diligencias junto con las detenciones son puestas a disposición del Juzgado de Instrucción Castuera.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.