La Policía Foral ha detenido recientemente a cuatro personas en Alsasua, Estella y Noáin como presuntas autoras de delitos de robo con fuerza, tres de ellas, y de apropiación indebida, la otra.

Dos de los detenidos son los vecinos de Pamplona B.R.R., de 41 años, y E.D.S.D.S., de 35, como los supuestos ladrones de un robo cometido en un bar del polígono industrial de Mocholí, en Noáin, ha informado el Gobierno navarro en un comunicado.

Gracias a la colaboración ciudadana, un vecino alertó a la Policía Foral de la actitud sospechosa de dos individuos y de las características del vehículo en el que circulaban. Horas antes, se había identificado a dos ocupantes en un vehículo similar, por lo que los agentes acudieron a sus respectivos domicilios.

La Policía Foral observó que las suelas de los zapatos de las dos personas sospechosas coincidían con las huellas encontradas en el bar donde se había cometido el robo. Al ser interrogados por los hechos, admitieron haber accedido al local forzando una ventana con las herramientas que portaban en el vehículo. También confesaron haber entrado en otras dos ocasiones, en las que se llevaron 150 euros y botellas de alcohol de alta graduación.

Por las evidencias encontradas y sus testimonios, fueron detenidos el pasado lunes, 11 de abril, y su vehículo fue trasladado al depósito de la Comisaría Central. La Policía Foral puso los hechos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz.

Detenidos con bobinas de metal

Por otra parte, agentes de la Policía Foral interceptaron en Alsasua el domingo, 10 de abril, a una furgoneta que circulaba por la Autovía de la Barranca (A-10) con exceso de peso y que transportaba una gran cantidad de bobinas de metal.

El conductor del vehículo, un vecino de Pamplona, de 21 años y cuya identidad responde a las iniciales F.P., no supo dar una respuesta coherente sobre la procedencia del material.

Los agentes, viendo que las bobinas estaban perfectamente aseguradas con flejes, que no eran chatarra y dada a la frecuencia de robos que se están produciendo en la zona, procedieron a su detención como presunto autor de un delito de apropiación indebida.

La Policía Foral trasladó la furgoneta y el material que transportaba a la comisaría para continuar las investigaciones. Asimismo, puso los hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona.

Un robo cometido en 2013

Finalmente, la Policía Foral detuvo la semana pasada a un vecino de Estella, de 20 años y con iniciales I.A., como presunto autor de un robo con fuerza en un bar de esta localidad ocurrido en 2013, cuando el arrestado era menor de edad.

Según la investigación de la Policía Foral, el detenido se apropió de 240 euros en metálico, de varias botellas de alcohol de alta graduación, de otros artículos y del mando de la persiana automática. Gracias a las huellas dactilares recogidas en el lugar el día de los hechos ha sido posible su identificación, tras cotejarse sus rastros dactiloscópicos con ocasión de otro delito que implicó su arresto.

La Policía Foral puso los hechos en conocimiento del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 1 de Estella.

Consulta aquí más noticias de Navarra.