Un profesor en clase
Una alumna levanta la mano en clase durante una explicación del profesor. GTRES

Los alumnos también deben (pueden) poner nota a sus profesores. En algunas universidades españolas los estudiantes reciben un cuestionario que les permite valorar a sus profesores y la forma de impartir las clases. Sin embargo, tanto en nuestro país como en otros de la Unión Europea, no se aplica este sistema de una forma tan extendida y habitual como ocurre en los centros universitarios norteamericanos.

En Estados Unidos los universitarios disponen de plataformas online a las que pueden acceder de manera totalmente anónima y poner nota a sus profesores en base a la "facilidad, utilidad, conocimiento, claridad e interés". Se trata de dos páginas web 'Rate my professors' y 'Rate my teachers', que fueron creadas entre 1999 y 2001, que permiten evaluar también la reputación académica de las universidades, su ubicación, el campus, la biblioteca, la comida, las actividades y eventos sociales que ofrece y, en definitiva, la felicidad que proporciona a los estudiantes formarse en ellas.

El único requisito que las plataformas exigen a los estudiantes es el de estar cursando en la actualidad en el centro y con el profesor al que vaya a evaluar. Los alumnos pueden valorar el trabajo de sus profesores en cada una de las categorías mencionadas anteriormente, otorgándoles una puntuación de entre uno y cinco. En ellas, los 'evaluadores' pueden añadir también comentarios sobre sus experiencias con los docentes.

En 2008, 'Time' reconoció a 'Rate my professor' como uno de los 50 mejores sitios web

En 'Rate my professors' los maestros tienen también derecho a réplica para refutar los comentarios de los comentarios de los estudiantes. Además, la web cuenta con un espacio denominado 'profesores contraatacan', donde se publican vídeos de los docentes respondiendo a las calificaciones que le han asignado sus alumnos. Cada año, esta plataforma –que tiene también una app disponible para iOS– publica las 'Top Lists', una especie de ranking donde se dan a conocer a los profesores y universidades mejor valorados por los alumnos, según las calificaciones y los comentarios publicados.

Pero hay controversia. La existencia de estas webs y su metodología ha sido cuestionada entre algunos docentes de Estados Unidos y por la asociación de profesores New York State United Teachers (NYSUT), quienes critican que los usuarios puedan puntuar y añadir comentarios, en ocasiones "difamatorios" desde el anonimato sin ninguna repercusión. Desde 'Rate my teachers' destacan que en su mayoría –más del 65%–, las calificaciones son de carácter positivo. No todo es negativo hacia estas plataformas, pues en 2008 la revista Time reconoció a 'Rate my professor' como uno de los 50 mejores sitios web (50 Best Websites 2008).