El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha avanzado que el nuevo plan integral de apoyo a la familia, la infancia y la adolescencia en Navarra primará las medidas preventivas y de promoción de las personas menores para complementar las de intervención reparadora del daño ya producido.

Dicha estrategia del Gobierno de Navarra también complementará las medidas tradicionales con políticas contra la pobreza infantil y de fomento de la conciliación familiar y laboral, entre otras, ha destacado.

Además, tal y como ha afirmado el vicepresidente Laparra, sus medidas pasarán de tener "un talante asistencial o de beneficencia a otro de cumplimiento de un derecho subjetivo y desarrollo de una política social de infancia".

En este sentido, Miguel Laparra ha subrayado que "la protección a la infancia y a la adolescencia, desde cualquiera de sus vertientes, constituye en la actualidad un derecho de los niños, niñas y adolescentes" y "una obligación de la sociedad en su conjunto". Así, el vicepresidente ha defendido "la necesidad de configurar un sistema de protección basado en la responsabilidad compartida entre la familia, la sociedad civil y los servicios de protección social".

Este "cambio de paradigma", como lo ha denominado, quedará reflejado en el futuro plan integral de apoyo a la familia, la infancia y la adolescencia en Navarra.

Así lo ha puesto de manifiesto el vicepresidente de Derechos Sociales durante la apertura del 28º congreso nacional de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del niño y del adolescente, que se celebra hasta este sábado en la Casa de Cultura de Burlada bajo el título 'La técnica en psicoterapia en sus diversas aplicaciones'.

Medidas en el ámbito de la infancia y adolescencia

Durante su intervención, el vicepresidente Laparra también ha desgranado algunas de las medidas que en el ámbito de la infancia y la adolescencia está desarrollando en la actualidad el Gobierno de Navarra.

Entre ellas, ha destacado la puesta en marcha de un modelo de acogimiento familiar especializado, destinado a menores con necesidades especiales y en el que una de las personas acogedoras se dedique de manera plena y profesional al niño o niña; y el refuerzo de las medidas preventivas que eviten el fracaso de los procesos de adopción, con apoyo educativo y terapéutico.

Miguel Laparra también se ha referido a la mejora de los programas encaminados a evitar la salida de los menores en riesgo de desprotección de su entorno familiar o a facilitar el regreso a su familia de aquellos que ya se encuentran en un acogimiento residencial.

Según ha indicado, también se incrementarán o crearán plazas en el programa de acogimiento residencial básico y especializado, destinado este último a menores con graves problemas de conducta, y en el de menores en proceso de autonomía, que están próximos a cumplir la mayoría de edad y se encuentran en un acogimiento residencial sin posibilidad de regresar a su familia.

Además, el vicepresidente de Derechos Sociales ha mencionado el proceso de licitación de los programas de mediación, orientación y punto de encuentro familiar, que atienden actualmente a unas 400 familias y 500 menores; y la puesta en marcha del programa de justicia juvenil enmarcado en el cumplimiento de medidas judiciales en medio abierto conviviendo con otra persona, con una familia o con un grupo educativo.

Por último, Miguel Laparra ha añadido otras medidas previstas para 2017 como son la implantación del Equipo de Atención a la Infancia y Adolescencia en la Comarca de Pamplona y en las zonas Norte y Noroeste de Navarra, la creación de un centro de día para menores en situación de conflicto social, la puesta en marcha del programa de justicia juvenil para llevar a cabo las medidas judiciales de centro de día, la implantación de un programa de parentalidad positiva en los centros de salud y en las escuelas infantiles, y la creación de dos programas de intervención familiar en violencia filioparental y en violencia de género.

Consulta aquí más noticias de Navarra.