La familia de Abel Martínez, el profesor leridano asesinado el 20 de abril de 2015 por un menor que entró armado con una ballesta en el instituto Joan Fuster de Barcelona, reclama al Consorci d'Educació un millón de euros, ha informado a Europa Press el abogado que representa a sus padres y a su hermano, José Antonio Calles, de Calles Advocats.

La familia presentó una reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Consorci d'Educació de Barcelona, formado por la Generalitat y el Ayuntamiento de la capital catalana, al considerar que el centro era el responsable del alumno y fallaron las medidas de control, ha publicado este viernes el diario 'Segre'.

Cada uno de los progenitores reclama 450.000 al consorcio y su hermano 100.000 por los daños morales causados —padecen duelo patológico— y porque los primeros dependían económicamente de su hijo.

Condecorado por el gobierno

El Consejo de Ministros le concedió a título póstumo la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X por cumplir con su deber como profesor, protegiendo a los alumnos y compañeros profesores en el IES Joan Fuster.

La Universitat de Lleida (UdL), con el apoyo de los departamentos de Economía, Enseñanza y Salud de la Generalitat, ha creado una cátedra universidad-empresa en su memoria, dedicada a la educación y la adolescencia para dar respuestas innovadoras a las dificultades con que se encuentran muchos jóvenes y a las que tienen que hacer frente los centros educativos.

Abel Martínez nació en Lleida en 1979 y desde 2008 ejerció como docente en diferentes centros educativos de Catalunya.

Consulta aquí más noticias de Lleida.