Skoda Superb Combi
El Skoda Superb Combi es uno de los modelos de la marca subsidiaria del Grupo Volkswagen SKODA

Casi tres semanas ha durado la incertidumbre de la campaña publicitaria paraquequieresuncoche.com que parece cuestionar la utilidad de los coches como vehículo particular. Las ciudades españolas e Internet se han llenado de carteles anónimos que nos preguntaban a los ciudadanos para qué queremos un coche. Los autobuses de Madrid, con grandes carteles con la pregunta, en los atascos, parecían sugerirnos que subiéramos a ellos a leer y dejáramos el coche a un lado.

Esta duda sobre la conveniencia de la utilización del coche se reforzaba con los hashtag de twitter #cochesí #cocheno.

El éxito en repercusión y la incertidumbre generada ha sido incuestionable. Al principio, algunas personas creyeron que era una iniciativa promovida por alguna organización contraria a los coches. Con el tiempo, la duración de la campaña y los medios invertidos hicieron sospechar que se trataba de una empresa con más capacidad financiera, por lo que las sospechas se dirigieron hacia los fabricantes de coches.

Skoda es ese fabricante de coches y le preguntamos a Alberto García, su director de marketing, para qué queremos los coches y él nos contesta: "Queremos los coches para vivirlos". Queremos los coches para vivirlos

Este es, desde hoy, el nuevo concepto y posicionamiento de la marca Skoda. Se trata de una idea original de Skoda en España, que ha conseguido captar el interés de la central en Alemania, que se plantea extender este concepto para Skoda a otros países.

"La continuación a esta campaña no tiene fin. Desde ahora, el objetivo de Skoda es que nuestros clientes compren nuestros coches para vivirlos, para disfrutarlos. Hasta ahora hemos vivido la campaña Teaser. La resolución de la campaña tiene como objetivo asociar ese concepto a nuestros coches y a nuestra marca. En Skoda tenemos los productos adecuados, con excelente relación calidad / precio para dar sustento racional a esa parte emocional".

Como es poco habitual que una campaña de publicidad de este tipo sea auspiciada por un fabricante de automóviles, le preguntamos a Alberto García por los riesgos que asumen. "El mayor riesgo consiste en no apropiarse de la inversión, es decir, en que la campaña pierda interés a partir de ahora y que no se asocie con Skoda. Esa es nuestra tarea a partir de hoy. Capitalizar la enorme repercusión que ha tenido y hacer entender que sí tiene sentido tener un Skoda, porque los Skoda son para vivirlos. El riesgo es alto y ante ese riesgo existen dos opciones. Invertir poco dinero y arriesgar poco o lanzarse con todas las fuerzas y arriesgar de verdad. Como estamos convencidos de que tenemos el producto adecuado para soportar estas expectativas, hemos decidido arriesgar en serio. Esta campaña, en su conjunto, supone la mayor inversión realizada nunca por Skoda en España para una campaña".

Otro de los riesgos que ha asumido Skoda es la posibilidad de que se conociera que ellos estaban detrás de esta pregunta al principio de la acción. ¿Cómo se consigue mantener una campaña así en secreto, con la cantidad de personas implicadas en contratación de espacios publicitarios? "No es nada fácil -contesta Alberto García-. La agencia sabe que tiene que comprar todo sin utilizar su nombre, porque de lo contrario es muy fácil encontrar pistas que te llevan al anunciante. También hemos sido muy cautos, incluso internamente". Damos fe. En 20minutos.es hemos intentado saber qué marca era la protagonista de esta acción y no hemos conseguido saberlo hasta unas horas antes de que se hiciera público en rueda de prensa.