King pide salir de la cárcel para ir al entierro de su hija de 10 años

El británico Tony Alexander King ha presentado un escrito en la prisión de Albolote (Granada) solicitando autorización para asistir al entierro de su hija (de 10 años), que murió el pasado domingo en el Hospital Materno Infantil tras ser rescatada en una piscina privada en la zona de Calahonda, en la localidad malagueña de Mijas.

King, condenado por los crímenes de Sonia Carabantes (2003) y Rocío Wanninkhof (1999), solicitó el permiso ayer por la tarde, después de recibir la noticia. Fue su madre la que solicitó al consulado británico que enviara un comunicado a la cárcel para informar a King de la muerte de su hija.

Ahora la Audiencia Provincial de Málaga debe decidir si concede la salida del preso o no, según informa hoy Sur.El entierro de la hija está pendiente de la autorización del juzgado que investiga las circunstancias de su fallecimiento.

Cuando le dieron la noticia, el británico pensó que era una broma "de mal gusto", aunque al darse cuenta de que era cierta "le ha afectado mucho", según fuentes penitenciarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento