Milos Zeman
Milos Zeman, nuevo presidente de la República Checa, celebra su victoria. EFE

La República Checa quiere introducir un acortamiento oficial del nombre para denominar en su país en otros idiomas como el inglés. 'Czechia' —'Chequia' en español— pasaría a ser la denominación, según ha informado el ministro de Asuntos Exteriores, Lubomir Zaoralek.

Zaoralek afirmó estaba seguro de obterndría la aprobación de los demás ministros y los jefes de las dos cámaras del Parlamento para que se añada al registro de las Naciones Unidas el diminutivo. El nombre sería el equivalente de la palabra checa 'Cesko' y podría ser utilizado en los acontecimientos deportivos y para la promoción del país y sus productos.

Mientras que los italianos, alemanes y eslovacos ya utilizan el nombre abreviado, los países de habla inglesa no la han adoptado todavía y suelen referirse al país como la República Checa. Las traducciones de Chequia se utilizarían en Inglés, árabe, español, francés, ruso y chino.

Por su parte, el presidente checo, Milos Zeman, ya ha utilizado en otras ocasiones el diminutivo traducido al Inglés en sus discursos.