El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha lamentado que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que este miércoles ha reunido en Madrid al Ministerio y las comunidades autónomas, haya concluido sin una "explicación convincente" por parte del Gobierno central sobre por qué los tratamientos para la Hepatitis C han computado como déficit de 2015 pese al compromiso del Gobierno central en el sentido contrario.

Al término del encuentro, Alonso ha señalado ante los periodistas que la situación es "complicada" y que las relaciones entre el Gobierno y las comunidades son, cuanto menos, "poco elegantes", si el primero no cumple con su palabra. El consejero ha confiado en que al menos el próximo viernes, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, sí informe a sus homólogos regionales sobre ese aspecto.

El responsable andaluz de Salud ha dicho que espera que Montoro "lo reconsidere" y los tratamientos dispensados el año pasado no computen para el déficit de 2015 y que tampoco los de este año lo hagan para el presente ejercicio. Alonso ha dicho que en el encuentro de este miércoles esta reclamación ha sido compartida por una mayoría de comunidades, independientemente de su signo político.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de entrar en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), Alonso ya adelantó que trasladaría al ministro en funciones del ramo, Alfonso Alonso, y a los representantes de las comunidades autónomas la "perplejidad" de la Junta por el hecho de que los tratamientos dispensados en 2015, cuyo coste ascendió a unos 200 millones de euros, hayan sido finalmente computados como déficit.

Desde que se conocieran las cifras oficiales del déficit regional de 2015, la inclusión de los tratamientos ha sido uno de los caballos de batalla de la Junta, que ha esgrimido que el Ministerio de Sanidad se comprometió el año pasado a que el gasto autonómico en medicamentos para estos enfermos no computase como déficit. Alonso ha dicho que el propio secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, se comprometió en ese sentido en una reunión del CISNS.

Ante este foro, Alonso ha reiterado el "no rotundo" de Andalucía a esta postura del Gobierno central subrayando que la Junta no hará más recortes sociales. El responsable de Salud ha incidido en que la consejera de Hacienda andaluza, María Jesús Montero, hará lo propio el próximo viernes en el CPFF.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.