El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, han sido puestos en libertad con cargos tras declarar en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental por su presunta implicación en una trama corrupta en el área de Urbanismo que investiga el Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

En las diligencias, que han sido declaradas secretas, se están investigando presuntos delitos de cohecho, fraude en la contratación, asociación ilícita, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, estafa, falsedad en documento mercantil, administración desleal y contra la ordenación del territorio, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha desplegado desde primera hora de esta mañana un dispositivo que ha incluido registros en el despacho de la secretaria general del Ayuntamiento, en la Plaza del Carmen; y en la sede de Urbanismo, en la plaza Gran Capitán, de donde la Policía ha sacado cajas con documentación. Asimismo han registrado varios domicilios, entre ellos la casa del alcalde, y empresas de Granada, en el marco de unas diligencias en las que han sido detenidas un total de 17 personas.

Tras los registros, los detenidos han sido conducidos a la sede policial para declarar. Concretamente, en torno a las 12,55 horas, Torres Hurtado ha salido del Ayuntamiento hacia la Jefatura en el mismo vehículo blanco con los colores tintados en el que había lLegado procedente de su vivienda, en la calle Obispo Hurtado, después de su registro. Su rostro ha sido cubierto con unos cartones, mientras que más de una decena de agentes formaban un cordón policial. El regidor ha permanecido en la Jefatura hasta las 14,00 horas y de allí ha ido hacia su domicilio en el coche oficial del Ayuntamiento.

Ya han declarado los 17 DETENIDOS,

En libertad con cargos

Todos los arrestados han comparecido ya en la sede policial y han quedado en libertad tras comparecer en la sede policial, en un caso que responde a dos querellas interpuestas por la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente de Granada.

El objetivo es investigar la existencia de una "trama corrupta" en el Ayuntamiento de Granada (área de Urbanismo), que estaría relacionada con la investigación del conocido como 'caso Serrallo', sobre la operación urbanística que permitió la construcción de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar en una zona verde de Granada, junto al Centro Comercial Serrallo, en el que está siendo investigada la concejal Isabel Nieto.

En declaraciones a los periodistas el letrado Ernesto Osuna, que representa a varios de los funcionarios arrestados y a la edil de Urbanismo, ha recordado que las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario, por lo que no han trascendido muchos detalles de la investigación.

Según Osuna, todos los detenidos están defendiendo su actuación y que "todo está perfectamente en regla", negando cualquier tipo de irregularidad urbanística.

El abogado ha recordado que los investigados tienen el estatus de detenidos "para garantizar sus derechos", pero eso no significa que se tome contra ellos ninguna medida coercitiva. Ahora, serán llamados a declarar por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

Un "despropósito",

Según un empresario

Al salir de la Jefatura, el conocido promotor inmobiliario José Julián Romero, que ha quedado en libertad con cargos, ha tildado de "despropósito" el caso y ha explicado que la investigación que a él le concierne tiene que ver con una operación urbanística en el Cerrillo de Maracena, parkings construidos por su empresa en la ciudad de Granada y un plan parcial en Casería de San Jerónimo, asuntos que, según ha dicho, ya han sido tratados en los tribunales anteriormente y que han sido archivados o sobreseídos.

"Esto es un despropósito y no tiene ningún sentido", ha señalado el empresario, que ha defendido la "total transparencia" de sus actuaciones. Además, ha indicado que ha facilitado a los agentes toda la documentación que se le ha requerido. "En estas redadas pillan a todo el mundo, y como yo he sido un poco conocido, me habrán tenido que meter en la bolsa, pero yo estoy tranquilo, les he entregado todo lo que me han pedido", ha explicado.

La concejal se queja de los métodos

Por su parte, la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, se ha mostrado "indignada" por los métodos utilizados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional tras ser detenida.

En declaraciones a los periodistas tras prestar declaración en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, Nieto ha señalado a los periodistas que desconoce las razones por las que ha sido arrestada y ha explicado que los agentes han registrado su despacho en la sede de Urbanismo y se han llevado algunas de sus notas.

Según ha mantenido, los agentes le han informado de que las actuaciones están bajo secreto, con lo que no le han comunicado nada al respecto, aunque ella ha deducido que se trata de algún asunto relacionado con el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS), ya que buscaban expedientes relacionados con el mismo.

Nieto, que tendrá que declarar por este asunto de nuevo en sede judicial, ha dicho no estar asustada, sino "indignada" por los métodos utilizados, ya que no tiene conocimiento de qué se le acusa. "Imagino que algún chalado ha denunciado lo que sea", ha considerado la concejal.

Consecuencias políticas

El asunto ha tenido además consecuencias políticas, y el PP ha acordado la suspensión provisional de militancia del alcalde de Granada, y la concejal de Urbanismo, una suspensión que se ratificará en la próxima reunión del Comité nacional de Derechos y Garantías del PP.

Por otra parte, Ciudadanos, que propició el gobierno del PP tras las elecciones municipales, ha abierto la puerta a una moción de censura. De hecho, los 'populares' cuentan con once concejales, frente a los once del PSOE, cuatro de Ciudadanos, tres de Vamos Granada, y uno de IU, con lo que la oposición sumaría una mayoría absoluta en la corporación.

Tras ser arrestado y comparecer en sede policial, el alcalde se ha mantenido firme y ha defendido su "honradez". Asimismo, ha negado su participación en una supuesta trama corrupta y ha anunciado que no dimitirá, ya que está "convencido" de que "no hay ni ha habido corrupción" en la gestión del equipo de gobierno ni de los funcionarios que están siendo investigados.

Asimismo, ha lamentado el "espectáculo mediático que se ha montado" con esta operación y ha achacado los hechos al "acoso político" al que se está viendo sometido, según ha dicho, en los últimos años.

La dirección nacional del PP solicitó al regidor en la tarde de este miércoles que diera un paso atrás, una petición que realizó antes de su comparecencia pública. Sin embargo, fuentes de 'Génova' subrayan que el regidor se negó a marcharse. A ello se ha sumado la comparecencia en Sevilla de la secretaria general del PP-A, Dolores López, quien también ha pedido al alcalde que dé "un paso atrás" y "dimita" para favorecer la "gobernabilidad" y la "estabilidad" de la ciudad.

Torres Hurtado, que enlazó tres mayorías absolutas, lleva 13 años al frente del Ayuntamiento de Granada, tras cuatro mandatos consecutivos. Llegó a la Alcaldía en 2003, año en el que abandonó sus responsabilidades como delegado del Gobierno en Andalucía para presentarse a las elecciones.

En las últimas municipales consiguió revalidar el gobierno tras una serie de reuniones con Ciudadanos, formación a la que prometió que se marcharía después de las generales de diciembre, aunque finalmente su dimisión no llegó a producirse.

Consulta aquí más noticias de Granada.