El profesor francés y Premio Príncipe de Asturias de Humanidades 2014, Joseph Pérez, ha lamentado este miércoles en Valladolid que el hispanismo, escuela de estudio a la que pertenece, prefiera en la actualidad "la pequeña historia" sobre los grandes temas".

"No quiero faltar el respeto a nadie, pero las cosas han cambiado mucho, el hispanismo actual no es el que he conocido", ha subrayado instantes antes de clausurar en la sede de las Cortes de Castilla y León el V Simposio Internacional de Historia Comunera que se ha celebrado como antesala de la conmemoración, el próximo 23 de abril, del Día de la Comunidad, en recuerdo de la batalla que en 1521 supuso el fin de la Guerra de las Comunidades contra Carlos I.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Pérez ha apuntado que "hoy ya no entusiasman los grandes temas" que interesaban a su generación, sino que prima la "pequeña historia" como el papel de la mujer, la moda o la gastronomía de entonces. "Se trata de tomar una anécdota y convertirla en teoría", ha criticado el Premio Príncipe de Asturias.

Durante la clausura del simposio, Joseph Pérez ha defendido la importancia del concepto de "comunidad" que acuñaron los comuneros en 1520 como paradigma de la preponderancia de la defensa del "bien común" sobre el poder del monarca.

Así, el hispanista ha subrayado el choque que se produjo al llegar a Castilla Carlos I, un flamenco que trajo consigo la idea de monarca "como jefe supremo y heredero de un patrimonio personal del que disponer a su antojo".

Frente a eso estaban los castellanos, sucesores del modelo de los Reyes Católicos y del Derecho Romano que consideraban que "el reino no es del rey", sino que éste "es un mercenario, un funcionario, el más alto funcionario, pero no más que un funcionario" que "debe velar por el bien común".

Pacto tácito

"Para los comuneros existe un pacto tácito que establece una serie de obligaciones para el soberano, el cual está al servicio del reino", ha subrayado Pérez, quien ha aseverado que tras el triunfo de Carlos y su ascensión al trono imperial en Alemania "Castilla ganó en prestigio, pero quedó sometida a los intereses de la Casa de Austria".

A fin de reforzar esta teoría, ha recordado cómo en su infancia, la historia de Francia en la escuela se estudiaba como una sucesión de enfrentamientos entre la monarquía gala "y la Casa de Austria, no España".

No obstante, el historiado ha admitido que no todas las posturas estaban enfrentadas en aquel entonces, sino que existían "términos medios" como el que representaba el cardenal Cisneros, regente de Castilla que "hubiera podido mediar entre ambas partes" de no haber fallecido a la vez que Carlos I llegaba a España.

Por su parte, la presidenta de las Cortes y de la Fundación Villalar-Castilla y León, Silvia Clemente, ha abogado por aprovechar estas fechas para "exaltar el movimiento comunero", el cual "aportó luz a las posteriores revoluciones europeas".

"Castilla y León contribuyó a la construcción de España desde la libertad y la rebeldía", ha añadido Clemente, quien ha subrayado el pueblo castellanoleonés "no se resigna y no acepta los mandatos que no entiende".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.