Tres personas detenidas, además de dos armas intervenidas junto con diversas cantidades de droga y de dinero, es el saldo final con el que se ha cerrado una operación policial llevado a cabo en la calle Antonio Díaz, de Jaén capital y que acabó en un altercado entre familias.

El detonante del enfrentamiento entre las familias fue un registro domiciliado efectuado por agentes del grupo de Estupefacientes para desmantelar un punto negro de venta de sustancias estupefacientes en el que se detuvo al morador del domicilio registrado.

Según ha informado la Policía, el arrestado cuando era conducido al vehículo policial culpó de su detención a un vecino de la zona que ante el acoso de un grupo numeroso de personas esgrimió una pistola, lo que obligó a la Policía a intervenir nuevamente para evitar daños mayores.

Los agentes observaron como una persona estaba amenazando a los concurrentes con un arma corta de fuego. Al ser requerido por los agentes, emprendió la huida y se refugió en su domicilio.

Los policías persiguieron al arrestado hasta el interior del domicilio donde había buscado refugio y consiguieron detenerle en la terraza del inmueble, donde los agentes encontraron armas, droga y dinero en efectivo.

En ese momento, apareció el padre del detenido que arremetió contra los policías, por lo que también fue detenido.

El saldo final de las dos intervenciones policiales ha sido la detención de tres personas y la incautación de dos armas cortas así como un arma blanca, más de 26 gramos de droga dosificada, así como más de setecientos euros en metálico.

Consulta aquí más noticias de Jaén.