El Pleno del Parlamento de Canarias, con los votos en contra de CC-PNC, PSOE, Podemos, Nueva Canarias y ASG, ha rechazado este miércoles la toma en consideración de la Proposición de Ley del Grupo Popular sobre Servicios Sociales, que llegó a la Cámara con el dictamen desfavorable del Gobierno de Canarias, que ya tramita su propio texto.

La portavoz del Grupo Popular, Australia Navarro, ha demandado una nueva ley de servicios sociales "adaptada al siglo XXI" criticando la "indolencia" del Gobierno regional, que ha incumplido sus propios plazos marcados a comienzos de Legislatura.

Los populares han tomado como "punto de partida muy útil" el anteproyecto de ley elaborado por el equipo de la anterior consejera, Inés Rojas, acusando a la actual, Patricia Hernández de, "liquidar" el trabajo anterior y querer "patrimonializar" la nueva ley. "¿Por qué no aprovechar la experiencia anterior?", se ha preguntado.

Navarro ha comentado que el PP está abierto "al diálogo y al consenso" pero ha insistido en que los canarios "no pueden esperar más", especialmente porque el Ejecutivo se comprometió a que estaría en vigor la nueva ley en enero. "No hay orden ni concierto", ha señalado.

Por ello, ha reclamado un "vuelco total" a la gestión de los servicios sociales, con delimitación de competencias y financiación reglada, y ha apelado a los grupos que sostienen al Gobierno a no refugiarse en que la propuesta parte del Grupo Popular. "No piensen en el PP, pensemos en los canarios", ha señalado.

Melodie Mendoza, del Grupo Mixto (ASG), ha reconocido que la ley actual de 1987 está "obsoleta" y hay un compromiso del Ejecutivo por actualizarla con una nueva cartera de servicios, al tiempo que ha advertido de que el contexto económico y social actual es muy diferente.

Ha dicho que la propuesta del PP es "oportunista" porque ya está en marcha la elaboración de la nueva ley por parte del Gobierno, que ha abierto un proceso de diálogo con colectivos sociales e instituciones, y ha solicitado más claridad en las competencias de cada corporación y más recursos para dependencia. "Es imprescindible un nuevo marco adaptado a la realidad social", ha apuntado.

Luis Campos, de Nueva Canarias (NC), ha señalado que el procedimiento "no es adecuado" porque han cogido un anteproyecto de ley de la pasada Legislatura para presentarlo como algo propio. "Podían haberlo trabajado un poquito", ha destacado.

La propuesta "es una broma",

Señala podemos

En su opinión, debieron hacerlo a principios de Legislatura para que el Gobierno "se pusiera las pilas", ya que ahora es "extemporáneo" porque el proceso de participación está en marcha. Ha criticado a Fernando Clavijo la "ocurrencia" de que habría ley en enero, y con la "impresión" de que no lo había negociado con la vicepresidenta.

Campos ha comentado que la ley es "fundamental", pero ha dicho que lo importante es "priorizar" las necesidades sociales, y no la Ley del Suelo. "No quiero un Gobierno que tenga una ley y la incumpla, como pasa con la de Educación", ha explicado.

Por Podemos, Juan Márquez se ha apoyado en el informe de la asociación de directores y gerentes sociales para denunciar la falta de planificación en Canarias y una legislación adecuada. Ha comentado que en las islas ha habido "tiempo perdido", y ha criticado el "copia y pega" del PP con el anteproyecto de Inés Rojas.

"Esto es politiqueo barato", al tiempo que los ha descartado como referentes en servicios sociales. "Es una broma", ha indicado.

Ha cuestionado el "interés" que tiene el Gobierno de Canarias en la Ley del Suelo por delante de la de servicios sociales cuando en este sector "no se ha avanzado nada" en el archipiélago, rechazando la "política ficción" de los populares.

Teresa Cruz, del Grupo Socialista, ha comentado que la nueva ley es un "eje vertebrador" del pacto CC-PSOE, y ha confesado que la ciudadanía esté "harta" de los políticos, dado que el PP ha utilizado como base de su ley un anteproyecto que empezó a gestarse en 2009. "Y han criticado el Plan de Salud porque era de 2014", ha apuntado.

El psoe no quiere una ley "a lo wert"

Ha comentado que la Fecam y el Consejo General de Servicios Sociales ha pedido un documento nuevo, y ha recordado que el PP gestionó la Consejería desde 2003, con Águeda Montelongo, "pero ahí no les preocupaba".

Cruz ha dicho que no quiere una ley "a lo Wert" como la LOMCE, sin garantías de consenso, ha reivindicado la universalidad de los servicios y ha dicho que el texto propuesto por el PP consagra la vuelta al "asistencialismo". "No garantiza derechos a los más desfavorecidos", ha apuntado.

Elena Luis, del Grupo Nacionalista, se ha mostrado "sorprendida" por la propuesta del PP, que es "políticamente reprochable" porque una de las prioridades del Gobierno es una nueva ley de servicios sociales consensuada con agentes sociales e instituciones.

Ha recordado que el PP siempre decía "lo mal" que lo hacía Inés Rojas en la pasada Legislatura y ahora toman un borrador "y lo hacen suyo", que además, no se pudo concluir por falta de tiempo ni llegar a consensuarlo. "Ni es el documento adecuado ni este es el cauce adecuado", ha apuntado.