El Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén capital ha dejado en libertad con cargos a las ocho personas detenidas, una mujer y siete hombres, acusados de secuestrar a un joven y de extorsionar tanto a él como a su hermano a los que les sacaron más de 11.000 euros antes de recurrir al secuestro que duró poco más de seis horas.

Fuentes judiciales confirmaron a Europa Press que para tres de los ocho acusados, el juez ha impuesto la obligación de comparecer en sede judicial los días 1 y 15 de cada mes, mientras que para los cinco restantes, además de la comparecencia judicial, se ha impuesto una orden de alejamiento y de prohibición de comunicación con las dos víctimas.

Todo comenzó hace unos tres meses cuando ambos hermanos habían vendido una finca rústica por la que recibieron una alta cantidad de dinero. Desde entonces, presuntamente, estaban siendo extorsionados por varios individuos que bajo amenazas de muerte y sin que existiera deuda alguna les estaban obligando a entregar importantes cantidades de dinero a lo que las víctimas accedían embargados por el miedo.

La primera vez que uno de los hermanos entregó una cantidad de dinero fue cuando se encontraba en la localidad jiennense de Torredonjimeno, y fue abordado por varios individuos que se apearon de dos vehículos.

Sin mediar palabra alguna, le cogieron por el cuello amenazándolo con propinarle una paliza. Le registraron sustrayéndole 350 euros que en ese momento portaba, pero no denunció este hecho por el miedo que tenía, y llegó a entregarles en metálico hasta 4.000 euros.

Posteriormente, cuando se encontraba alojado en un hotel de Torredelcampo, varios individuos realizaron la misma operación que la anterior, en esta ocasión les entregó 1.000 euros.

Al mismo tiempo, su hermano estaba padeciendo el mismo tipo de extorsión. Unos individuos se personaron durante varios días en su domicilio y, ante las amenazas y coacciones, les entregó más de 6.000 euros.

Para huir de los extorsionadores, los dos hermanos se alojaron en un hotel de Jaén capital. Sin embargo fueron detectados por el grupo que se desplazó hacia el lugar. Uno de los hermanos, que se encontraba paseando por la noche de este domingo por las calles adyacentes, fue abordado por cuatro individuos que lo introdujeron en una furgoneta de color azul llevándole hacia un domicilio.

Una vez secuestrado, le exigieron el pago de 2.500 euros bajo la amenaza de muerte. Invadido por el miedo les dijo que se los daría al día siguiente a la apertura de los bancos. Posteriormente y bajo vigilancia, lo encerraron en una habitación despertándole sobre las nueve horas con el fin de dirigirse a una entidad bancaria para extraer el dinero que le habían pedido.

Los investigadores, que ya tenían conocimiento de los hechos, elaboraron un dispositivo con el fin de localizar a la víctima y a sus captores. Para ello controlaron las diferentes sucursales de la entidad financiera donde se podría extraer el dinero, siendo finalmente detectados en una de ellas.

Los agentes consiguieron liberar a la víctima que llevaba algo más de seis horas secuestrada y detuvieron a cuatro de los presuntos integrantes de la banda. Posteriormente, los investigadores lograron ubicar el domicilio donde estuvo secuestrado y detuvieron a otras tres personas.

A última de hora de la tarde de este martes se entregó otra persona en Comisaría y que estaba siendo buscada por estos hechos por los agentes, lo que elevó el número de detenciones a ocho.

Consulta aquí más noticias de Jaén.