La Policía Foral ha detenido en los últimos días en Castejón, Pamplona y Tudela a tres personas sobre las que recaían sendas órdenes de búsqueda, detención e ingreso en prisión emitidas por varios juzgados navarros.

Además, una cuarta persona también ha sido detenida y puesta a disposición judicial. Sobre ella también pesaba otra orden de detención y personación en un juzgado pontevedrés.

La primera de las detenidas es una vecina de Castejón, de 26 años, y con múltiples antecedentes. Sobre ella recaía una orden del Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona. Esta mujer participó en marzo de 2012 en un altercado en la localidad de Narbarte (Bertizarana), donde varias personas intentaron impedir una detención. En aquel suceso, se utilizaron niños para dificultar la tarea de los policías, que sufrieron golpes, insultos y amenazas hasta que lograron controlar la situación, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Por estos hechos, se le condenó a un año de prisión, medida que fue suspendida cautelarmente con la condición de que no volviera a delinquir en un plazo de tres años. Sin embargo, la mujer volvió a delinquir en ese período de tiempo, por lo que finalmente el juzgado emitió la orden de detención e ingreso en prisión. Fue arrestada por la Policía Foral el pasado 12 de abril y trasladada al centro penitenciario de Pamplona.

Ese mismo día fue detenido también un vecino de la capital navarra, de 20 años, en cumplimiento de una orden del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz. Esta persona estaba involucrada, entre otros asuntos, en robos en trasteros, delitos contra la seguridad vial y amenazas a agente de la autoridad. Ingresó en prisión tras ser arrestado por la Policía Foral en su domicilio.

El tercero de los detenidos e ingresado en prisión es un vecino de Tudela, de 65 años y con antecedentes relacionados, como autor de un delito de violencia doméstica y de género. Sobre él pesaba una orden del Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona. Fue detenido por la Policía Foral el 9 de abril y trasladado hasta la prisión de Pamplona.

Finalmente, el día 11 de abril la Policía Foral detuvo a un ciudadano portugués, de 40 años, sobre quien constaba una orden de detención y personación en vigor emitida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Tui (Pontevedra). El detenido fue interceptado por la Policía Foral en Huarte, cuando conducía mientras empleaba un dispositivo móvil. Fue trasladado a la comisaría central y su detención fue puesta en conocimiento del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz.

Consulta aquí más noticias de Navarra.