La futura ordenación de los 224.000 metros cuadrados que suman los terrenos del antiguo Hospital Central (HUCA) en el El Cristo y el entorno de la Plaza de Toros de Buenavista, en Oviedo, estará culminada en 34 meses. Así lo prevé el protocolo de actuación firmado este miércoles por Principado y Ayuntamiento, en el que se prima el carácter público, se contemplan usos residenciales y se descartan "procesos especulativos".

El presidente del Principado, Javier Fernández, la consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, y el alcalde de Oviedo (PSOE), Wenceslao López, han firmado este protocolo, en un acto al que también han asistido otros miembros de la Corporación municipal, entre ellos la teniente de alcalde de Oviedo, Ana Taboada.

El alcalde ha explicado el proceso, cuya primera fase será un proceso de participación ciudadana con un plazo de ocho meses de duración. Ha matizado que no sustituirá al que ya realizó la Consejería de Fomento en la anterior legislatura, sino que se tendrán en cuenta las propuestas recogidas en él. Después, comenzará un concurso de ideas para el que la Consejera ha previsto un presupuesto de 100.000 euros y otro plazo de ocho meses.

La siguiente fase será el encargo y la redacción del proyecto (10 meses) y después la tramitación administrativa y la ejecución de las actuación (otros ocho meses). "Tenemos un colchón de cinco meses para acabarlo en esta legislatura", ha previsto el primer edil.

Respecto al concurso de ideas, López ha criticado que el anterior Gobierno municipal (PP) se desentendió, y "el Principado tuvo que iniciar el procedimiento en solitario (en referencia al ya realizado por Fomento), ante la clara dejación de funciones municipal". "Lo apropiado es que sea el Ayuntamiento de Oviedo el que pregunte a los vecinos qué Oviedo quiere", ha añadido. Es el motivo por el que considera necesaria una nueva fase de participación ciudadana, esta vez organizada desde el ámbito local.

El protocolo prevé la posibilidad de dedicar los terrenos a usos temporales y provisionales mientras se desarrolla el proceso. También posteriormente, aunque el primer edil ha matizado. "Si la idea tiene un coste alto tendrá que tener vocación de permanencia en el tiempo", ha explicado. En todo caso, una Comisión de Seguimiento revisará el la marcha del procedimiento y será la que decida sobre la conveniencia de esos usos coyunturales.

Ha puntualizado Belén Fernández que los procesos para autorización de usos provisionales son complejos. No es la única dificultad que tendrá que afrontar esta ordenación. También se ha referido la consejera a las cuestiones de propiedad. Hay pendiente un proceso de permuta para que los terrenos que actualmente pertenecen a la Tesorería de la Seguridad Social pasen a ser propiedad del Gobierno autonómico. Una vez culminado este trámite, el 70% del área sería del Principado y otro 30% del Ayuntamiento.

No a la vivienda libre

Ana Taboada, al final del acto, en declaraciones a los medios, ha descartado la posibilidad de que la nueva zona acoja "vivienda libre", dentro de su carácter residencial. "Está contenido blanco sobre negro en el protocolo que no queremos ningún uso especulativo porque no queremos que ninguna Administración haga caja con este proceso", ha matizado.

"Que sea una zona con varios usos (entre ellos ha comentado el residencial) pero que sea una zona dinámica que tenga vida durante las 24 horas del día", pero "todo ello aunado a la no especulación", ha añadido.

Antes, la consejera había explicado que el área "es muy grande" y que el protocolo firmado este miércoles prevé "la mixtura de usos", entre ellos el residencial. En todo caso, ha dejado claro que el resultado ha de ser un área "sostenible y acogedora".

Consulta aquí más noticias de Asturias.